Publicado 07/10/2020 16:25CET

AMP.-Kirguistán.-El presidente de Kirguistán pide dejar de lado intereses partidistas para lograr una salida a la crisis

AMP.-Kirguistán.-El presidente de Kirguistán pide dejar de lado intereses partid
AMP.-Kirguistán.-El presidente de Kirguistán pide dejar de lado intereses partid - - / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Apela a mantener el orden público después de que dos días de protestas hayan dejado un muerto y más de 900 heridos

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Kirguistán, Sooronbai Jeenbekov, ha hecho un llamamiento a la contención y la calma en el país, tras dos días de protestas y disturbios a raíz de las elecciones parlamentarias ya anuladas, y ha pedido dejar de lado los intereses partidistas por el bien del país para lograr así una salida a la crisis.

Las protestas comenzaron el lunes después de que solo cuatro partidos consiguieran representación parlamentaria en los comicios del domingo, con manifestantes ocupando la sede del Parlamento y la Presidencia. Durante la jornada del martes, la Comisión Electoral anuló las elecciones mientras que el primer ministro y el presidente del Parlamento presentaron su dimisión.

En una sesión celebrada en un hotel de la capital, parte de los miembros del Parlamento procedieron a designar como primer ministro al antiguo diputado Sadir Japarov, al que los manifestantes liberaron durante las protestas ya que cumplía una pena de cárcel por secuestro.

La sucesión de acontecimientos ha generado un cierto vacío de poder, aunque Jeenbekov sigue oficialmente en el cargo, y no ha hecho cesar las protestas, con nuevos altercados durante la noche. Según informan los medios locales, el nuevo primer ministro no goza del apoyo de todas las facciones y se suceden las peticiones de un candidato de consenso, ya que no todos los partidos están dentro del Consejo de Coordinación creado el martes para devolver la calma al país.

Así las cosas, Jeebenkov ha reconocido este miércoles que el país atraviesa "su periodo más difícil" y ha llamado a la contención puesto que "ningún poder o cargo está por encima de las vidas humanas". En este sentido, ha defendido que para evitar víctimas optó por no dar órdenes de "una represión violenta de los manifestantes" y tampoco promulgó el estado de emergencia.

"Los que quieren hacerse con el poder han conseguido su objetivo" pero ahora lo que se debe hacer es "volver al marco constitucional" y poner fin a las manifestaciones, ha esgrimido el mandatario, que ha elogiado el modo en el que se han comportado los jóvenes estos días: "Habéis demostrado que los intereses del país están por encima de todo".

"Pido a todas las partes paciencia y contención y recuerdo una vez más que los intereses del Estado están por encima de las ambiciones personales", ha sostenido el presidente, que se ha mostrado convencido de que se encontrará "una salida a la situación mediante esfuerzos conjuntos". "La labor más importante hoy es mantener la paz y el orden público en Kirguistán", ha zanjado.

Según los últimos datos publicados este miércoles por el Ministerio de Salud kirguís, un total de 911 personas han resultado heridas durante las protestas, que también dejan una víctima mortal. Del total de heridos, 205 han tenido que ser hospitalizados, cinco de ellos en la UCI.

FRACTURA EN LAS FILAS OPOSITORAS

Entretanto, la fractura entre las distintas fuerzas políticas parece ampliarse. El martes se creó un Consejo de Coordinación del que formarían parte ocho partidos: Ata-Meken (Patria), Kirguistán Unido --cuyo líder, Adaham Madumarov encabezaría el órgano--, Zamandash (Contemporáneo), el Partido Socialdemócrata, Bir Bol (Permanece Unido), Orda, República y Reforma, según la emisora RFE/RL.

Sin embargo, este miércoles, según informa la agencia AKIpress, se ha creado un nuevo Consejo de Coordinación del Pueblo. Según ha desvelado el líder del partido Chon Kazat (La gran cruzada), Maksat Mamitkanov, dentro del mismo están el líder de Orda, Mirbek Miyarov; Temirbek Asanbekov, de Unidad de la Patria; el miembro de Reforma, Urmat Dzhanybaev, y Chingiz Makeshov, líder del partido Yiman Nuru.

Durante el encuentro, según ha contado posteriormente Makeshov, las facciones parlamentarias presentes han acordado que se elegirá "un primer ministro técnico, que ocupará el cargo durante dos o tres meses". "Este primer ministro no se presentará a las parlamentarias y no representará los intereses de los partidos" sino que su cometido será "la celebración de elecciones abiertas y honestas y luego dimitir".

NUEVO PRIMER MINISTRO

Los integrantes del consejo, según ha explicado a su vez Janar Akaev, de Ata Meken, han acordado nombrar a Tilek Toktogaziev como primer ministro, si bien se deja la puerta abierta a que haya otros candidatos, incluido Japarov. "Su candidatura será considerada", ha señalado, según AKIpress.

Sin embargo, Japarov ha defendido su nombramiento. "Yo soy el único primer ministro legítimo aprobado por el Parlamento", ha esgrimido, según el portal 24.kg. El opositor ha asegurado que ha comenzado su tarea esta misma mañana pero está trabajando fuera de la Casa del Gobierno "debido a la situación".

No obstante, el nombramiento de Toktogaziev, un empresario, estaría en línea con lo que reclaman los ciudadanos. Según la emisora RFE/RL, miles de kirguises han salido nuevamente a las calles de Bishkek para reclamar que una generación de políticos "limpios" tomen las riendas del país y que el empresario sea nombrado primer ministro.

En declaraciones a la citada emisora desde el lugar de las protestas, Toktogaziev ha defendido que "nuestro principal objetivo es garantizar que todos los políticos son depurados". "Las viejas autoridades lideradas por Jeenbekov son plenamente responsables de la crisis política y económica a la que nos enfrentamos ahora", ha añadido.

También hay división de opiniones respecto al nombramiento del nuevo presidente del Parlamento, Miktibek Abdildaev, ha desvelado la líder de Reforma, Klara Sooronkulova, que ha pedido su dimisión.

Por otra parte, también se han elevado algunas voces que plantean la posibilidad de un juicio político contra el presidente Jeenbekov para apartarle del cargo. De acuerdo con la Constitución, para que ello fuera posible harían falta al menos 80 votos en el Parlamento, algo que los expertos descartan que pueda lograrse, según AKIpress. Si el presidente accediera voluntariamente a dimitir, entonces deberían celebrarse elecciones el plazo de tres meses.

En otro orden de cosas, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha indicado este miércoles que Moscú está "en contacto con todas las partes en este conflicto". En una entrevista en la cadena Rossiya 24, ha confiado en que "todos los procesos políticos internos que observamos hoy terminen rápido y sin pérdidas".

Además, ha expresado su deseo de que "una vez que se normalice la situación política interna, continuemos implementando todos nuestros planes con Kirguistán, teniendo en cuenta que el país es miembro de la Unión Económica Euroasiática y que tenemos mucho trabajo conjunto".

Contador