Publicado 01/05/2021 12:59CET

AMP.- Kirguistán/Tayikistán.- Militares de Tayikistán abren fuego contra varias viviendas de la ciudad kirguisa de Arka

Dusambé desmiente las informaciones mientras Biskek evacúa a miles de ciudadanos

Las partes piden evitar provocaciones mientras analizan la situación en la frontera

MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

Los militares tayikos han abierto fuego este sábado contra la localidad kirguisa de Arka, en el distrito de Leilek, que se encuentra en la zona fronteriza entre ambos países.

Según informaciones de la agencia de noticias 24.kg, las unidades militares han abierto fuego contra varias casas residenciales de la zona, si bien muchos de los residentes habrían sido evacuados de forma previa.

Así, ha especificado que las fuerzas de seguridad han adoptado "posiciones defensivas" ante los incidentes, que se han producido a pesar de que las partes acordaron un alto el fuego esta misma semana.

"A las 12.45 del 1 de mayo la situación en la frontera tayiko-kirguisa es tensa. En la localidad de Arka (...) los militares tayikos abrieron fuego contra las viviendas de los ciudadanos de Kirguistán", ha indicado en un comunicado el servicio fronterizo de este último país.

Las autoridades de Kirguistán han ordenado así evacuar a más de 27.000 ciudadanos de la zona fronteriza, tal y como ha confirmado la viceminsitra de Sanidad, Elias Soltonbekova.

Sin embargo, las fuerzas de Tayikistán han desmentido dichas informaciones y han asegurado que no se han producido ataques contra aldeas del distrito de Leilek. "Tayikistán no bombardeó las aldeas en el territorio del distrito de Leilek en la provincia de Batken", han señalado fuentes del Comité de Seguridad Nacional tayiko.

El balance de víctimas de los recientes enfrentamientos registrados en la frontera entre Kirguistán y Tayikistán ha ascendido a 41 muertos y más de 200 heridos, en medio de una disputa por la colocación de cámaras de seguridad en la zona.

EVITAR PROVOCACIONES EN LA FRONTERA

Los presidentes de Kirguistán y Tayikistán, Sadir Japárov y Enomali Rahmon, respectivamente, han incidido en la importancia de evitar cualquier tipo de provocación en la frontera, especialmente ahora, y han pedido a las partes tratar de mantener la "estabilidad".

Los mandatarios, que han mantenido una conversación telefónica a raíz del aumento de la tensión en la zona, han acordado crear una comisión conjunta para supervisar todo el equipo desplegado a ambos lados de la frontera.

"Los jefes de Estado destacaron su compromiso con todos los acuerdos previamente alcanzados y el respeto mutuo por los territorios y las fronteras de los países", han señalado las autoridades de Kirguistán, que han asegurado que ambos han expresado su confianza en la pronta resolución de la situación.

Así, ambos han abordado el alto el fuego implementado y la posibilidad de que las tropas vuelvan a sus posiciones "de base". Por otra parte, han intercambiado opiniones sobre la labor que realizan los grupos de trabajo conjuntos en la zona fronteriza, que quedó en gran medida sin delimitar tras la desintegración de la Unión Soviética.

Contador