Publicado 09/12/2019 0:48:59 +01:00CET

AMP.- Líbano.- El candidato Samir Jatib cree que Hariri volverá a ser nominado como primer ministro de Líbano

BEIRUT, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El empresario libanés Samir Jatib, considerado como un aspirante al cargo de primer ministro de país, ha indicado este domingo que el actual jefe del Ejecutivo en funciones, el dimitido Saad Hariri, tiene todas las papeletas para volver a formar gobierno.

Jatib ha realizado estas declaraciones, que se entienden como un punto y final a sus aspiraciones, tras reunirse con Abdel Latif Darian, el gran líder espiritual de los suníes de Líbano y voz crucial en el proceso de decisión, informa el portal de noticias Naharnet.

Hay que tener en cuenta que el cargo de primer ministro está reservado para un político de esta confesión musulmana, como dicta el complejo acuerdo de reparto de altos cargos en el país, donde conviven hasta 18 grupos religiosos entre cristianos, musulmanes y drusos.

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha convocado para el 9 de diciembre una ronda de consultas parlamentarias para elegir a un nuevo primer ministro, ante los avances en las últimas horas sobre un acuerdo para un candidato de consenso.

En el mismo, ha resaltado que en el encuentro estará presente el propio Hariri, quien se ha negado en repetidas ocasiones a volver a presentarse al cargo. Hay que recordar que Hariri renunció ante la magnitud de las protestas registradas en el país y que llegó incluso a proponer a Jatib para ocupar el cargo.

Este mismo domingo, el presidente libanés ha vuelto a posponer las consultas parlamentarias para la formación de gobierno, ahora hasta el 16 de diciembre, según fuentes de la Presidencia.

Estas consultas, que estaban previstas para este lunes, han sido aplazadas debido a la retirada de Jatib como candidato.

Hariri dejó el cargo el pasado 29 de octubre tras semanas de protestas por la crisis económica. Los antiguos primeros ministros Nayib Mikati, Fuad Siniora y Tammam Salam propusieron volver a colocarle en el cargo para superar la parálisis en la formación de gobierno, pero la idea fue rechazada por los manifestantes en las calles.

Las manifestaciones arrancaron a principios de octubre después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas, pero el descontento se arrastraba desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.