Publicado 24/11/2021 02:27CET

AMP.- Libia.- Dimite el enviado especial de la ONU para Libia un mes antes de las elecciones presidenciales

Naciones Unidas trabaja en el "reemplazo adecuado" para Kubis y reconoce que su dimisión "no ha sido una sorpresa"

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Jan Kubis, ha presentado este martes por sorpresa su dimisión, un mes antes de las elecciones presidenciales en el país africano.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha recibido la noticia "con pesar" y ya está trabajando en buscar el "reemplazo apropiado", tal y como ha confirmado el rueda de prensa el portavoz del líder de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

"Todos conocemos el calendario electoral y estamos trabajando lo más rápido posible para asegurar la continuidad del liderazgo", ha añadido Dujarric, dando a entender que esta decisión podría poner en peligro la celebración de los comicios y las esperanzas de estabilidad política a largo plazo en Libia, ya que la ONU ha llevado a cabo un proceso de mediación que logró un alto el fuego en octubre de 2020.

La 'hoja de ruta' pactada para la celebración de elecciones y que sustenta el actual Gobierno de transición también se han logrado bajo la mediación de Naciones Unidas. Según fuentes del Consejo de Seguridad de la ONU citadas por la agencia de noticias DPA, una de las posibles razones que explica la dimisión de Kubis es que podría no sentirse suficientemente apoyado por su trabajo.

Estas fuentes también apuntan a ciertos desacuerdos con el secretario general, si bien el portavoz de Guterres ha descartado que este sea "en absoluto" el motivo de la renuncia aunque sí que ha reconocido que "no es una sorpresa".

"Puede haber sido una completa sorpresa para algunos, pero no fue una completa sorpresa para el secretario general", ha trasladado Dujarric ante los medios de comunicación.

Además, el portavoz ha confirmado que la dimisión de Kubis no es inmediata para evitar que la tarea de Naciones Unidas en territorio libio "se desestabilice" de ninguna manera. "El señor Kubis no dejará el asiento y dejará la misión colgando", ha dicho.

Kubis ocupaba el cargo desde principios de este año, después de que Guterres haya tenido problemas para ocupar la vacante. El verdadero favorito era Nikolai Mladenov, que fue enviado a Oriente Próximo. No obstante, se retiró por sorpresa poco antes de su nombramiento, que ya estaba previsto. El enviado especial anterior, Ghasán Salamé, dimitió también, aduciendo altos niveles de estrés.

Libia cuenta desde marzo con un Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada en 2019 por Haftar, leal a las autoridades orientales.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales, previstas para el 24 de diciembre, con las que se espera dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en octubre de 2011 de Gadafi.

Contador