Publicado 23/06/2020 21:55CET

AMP.- Malaui.- Cierran los colegios electorales en Malaui tras la repetición de las presidenciales de 2019

La comisión electoral y la Policía destacan que ha sido una jornada "generalmente pacífica"

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los colegios electorales de Malaui han cerrado sus puertas tras la repetición de las presidenciales de 2019, anuladas por irregularidades, una votación que ha tenido lugar en calma a pesar de las tensiones durante la campaña electoral.

El presidente de la comisión electoral, Chifundo Kachale, ha indicado que durante la jornada ha habido "pocos incidentes" que no afectaron al proceso y ha resaltado que la votación ha sido "generalmente pacífica", según ha informado el diario 'The Times'.

Así, ha confirmado que el proceso de recuento ha arrancado ya en los colegios electorales del país y ha garantizado que toda queja sobre posibles irregularidades será abordada por la comisión electoral a través de los mecanismos fijados para ello.

Por su parte, el 'número dos' de la Policía de Malaui, Noel Kayira, ha confirmado en rueda de prensa junto a Kachale que la situación es de tranquilidad y que las fuerzas de seguridad están supervisando los acontecimientos en el país.

El presidente de la comisión electoral no ha dicho cuándo se publicarán los primeros resultados oficiales sobre la votación, en la que el presidente, Peter Mutharika, busca la reelección frente a una coalición opositora liderada por Lazarus Chakwera.

Mutharika ha acudido a depositar su papeleta a primera hora del día en el distrito de Thyolo, desde donde ha denunciado casos de violencia contra miembros del gubernamental Partido Progresista Democrático (DPP), si bien no ha presentado pruebas que respalden estos incidentes.

Así, ha indicado que la secretaria general del DPP, Grezelder Jeffrey, ha tenido que huir de su casa después de que una turba llegara allí para intentar agredirla. "Es triste. Quiero decir que sólo puede ser la oposición", ha agregado, en el marco del cruce de acusaciones que han mantenido el Gobierno y la oposición sobre actos de violencia durante la campaña electoral.

"Me entristece y condeno estos actos bárbaros en los términos más firmes posibles. Todos necesitamos unas elecciones creíbles y justas, pero lo que la oposición hace no es justo", ha apuntado, al tiempo que ha añadido que opositores "han perseguido a observadores (del DPP) en otros centros", según ha informado el diario 'The Nation'.

Por su parte, el presidente del Partido del Congreso de Malaui (MCP), Chakwera, ha votado en Malembo, en los alrededores de la capital, Lilongüe, desde donde se ha comprometido a gobernar "con integridad" si se hace con la victoria en las elecciones.

"Quiero ser capaz de lograr un Malaui unido y ser capaz de respetar el Estado de Derecho", ha señalado Chakwera, quien ha hablado de que "es una cita con el destino y el momento de empezar un nuevo Malaui".

El vicepresidente de Malaui, Saulos Chilima, quien concurre como 'número dos' de Chakwera, ha votado en la capital y ha mostrado su satisfacción con la organización de las elecciones, tal y como ha recogido el diario 'Nyasa Times'.

"Esto significa que el sistema está funcionando y estoy contento de haber ejercido mi derecho al voto", ha recalcado. "Hasta ahora va todo bien y no podemos inventarnos historias, ya que todo parece ir bien", ha añadido.

Otra de las personas que ha acudido a votar es la expresidenta Joyce Banda --que apoya también a Chakwera--, quien ha expresado su "sincero deseo" de que la población acuda a depositar su papeleta y "mantener la paz y el orden".

Los únicos incidentes sobre los que se ha informado hasta el momento implican la detención de 16 personas acusadas de planear incidentes durante la jornada electoral en el distrito de Nkhotakota, según ha confirmado Medson Matchaya, de la comisión electoral.

En este sentido, ha detallado que los detenidos son exmilitares que habrían llegado al distrito presentándose como representantes de partidos políticos, antes de apuntar directamente al gubernamental DPP.

"Han sido llevados a comisaría para ser interrogados y han implicado a varias personas que estarían detrás de su misión", ha dicho. Así, ha apuntado que han dicho haber sido enviados por el DPP, si bien ha agregado que "las investigaciones siguen en marcha".

LA REPETICIÓN ELECTORAL

Las elecciones de 2019, en las que el actual presidente obtuvo la reelección, fueron anuladas en febrero por el Tribunal Constitucional a causa de las numerosas irregularidades registradas durante el proceso.

Posteriormente, las apelaciones del mandatario y la comisión electoral fueron desestimadas, abocando al país a sus segundas presidenciales en un año y en un clima marcado por el aumento de las tensiones y los ataques entre seguidores del Ejecutivo y la oposición.

El principal rival de Mutharika será Lazarus Chakwera, quien quedó en segundo lugar el año pasado y quien ha unido fuerzas con el vicepresidente, Saulos Chilima, el tercer candidato más votado en 2019.

Según los datos de la comisión electoral, 6,8 millones de personas están llamadas a votar en el país, de 17,5 millones de habitantes y uno de los más pobres del mundo, marcado además por el impacto del coronavirus.

Alrededor del 80 por ciento de la población depende de la agricultura, en un país vulnerable a los 'shocks' externos como el clima y la salud, además del rápido crecimiento población y la degradación ambiental, según el Banco Mundial, que hace igualmente hincapié en las elevadas tasas de corrupción.