Publicado 08/01/2021 07:24CET

AMP.- Malí.- El Ejército tilda de "propaganda" las denuncias sobre la muerte de 20 civiles en el bombardeo de una boda

Algunos de los soldados que han participado en el golpe de Estado en Malí
Algunos de los soldados que han participado en el golpe de Estado en Malí - HABIB KOUYATE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MSF denuncia que hombres armados retienen a una ambulancia provocando la muerte de uno de los pacientes a bordo

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Malí ha tildado este jueves de "propaganda" las denuncias sobre la muerte de cerca de 20 civiles en un bombardeo ejecutado el domingo contra una boda, después de que Francia se desmarcara de las acusaciones y afirmara que había llevado a cabo operaciones contra yihadistas.

El portavoz de las Fuerzas Armadas malienses ha confirmado la versión francesa en declaraciones concedidas a la emisora Radio France Internationale y ha recalcado que "no hay ni mujeres ni niños entre los heridos" por el bombardeo en la aldea de Bounti, en el centro del país.

El Estado Mayor del Ejército indicó el martes que la operación 'Barkhane' llevó a cabo una operación en la región de Douentza, situada en los alrededores de Bounti, y agregó que "decenas" de terroristas fueron "neutralizados" en estos ataques aéreos.

Sin embargo, hizo hincapié en que las informaciones sobre un ataque contra una boda no se corresponden con las operaciones y defendió los procedimientos que se llevan a cabo antes de proceder a estos ataques aéreos.

Por el momento el Gobierno de transición de Malí no se ha pronunciado sobre lo sucedido. La aldea de Bounti se encuentra en la provincia de Mopti (centro), una de las más sacudidas por los ataques yihadistas y las operaciones de las fuerzas de seguridad del país africano.

Malí, al igual que otros países del Sahel, ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Por otra parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado que el martes, una ambulancia que transportaba a pacientes entre Douentza y Sévaré fue detenida "violentamente por hombres armados durante horas", lo que provocó la muerte de uno de los pacientes a bordo.

El vehículo, "claramente identificado con el logo de MSF", se dirigía hacia el hospital de Sévaré con tres pacientes heridos "de gravedad" en el bombardeo del 3 de enero en Douentza, junto con una enfermera del Ministerio de Salud, un cuidador y un conductor.

Los tres fueron atados, agredidos y dejados al sol durante varias horas antes de liberarlos, mientras que los otros dos pacientes se están recuperando ya en el hospital.

MSF ha comunicado que no estaba presente en la zona de el momento del supuesto bombardeo, por lo que "no está en condiciones de confirmar las circunstancias exactas de estos incidentes, en torno a los cuales aún existe mucha confusión", aunque confirman que han asistido a "numerosos" heridos.

"Estamos muy conmocionados y pedimos a las partes en conflicto que respeten las ambulancias, el personal médico, los pacientes y sus cuidadores. Se debe permitir que los vehículos médicos transporten a los pacientes de forma segura", ha reclamado el jefe de misión de MSF en Malí, Juan Carlos Cano.