México anuncia un plan contra el robo de combustible

Actualizado 28/12/2018 14:11:53 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 28 Dic. (Reuters/EP) -

   El Gobierno de México ha anunciado este jueves un plan para combatir el robo de combustible, un grave problema al que hace frente la petrolera estatal Pemex, que involucra a Fuerzas Armadas en labores de vigilancia además de la protección de instalaciones de la empresa.

   El plan busca erradicar el delito, que el año pasado significó pérdidas por unos 60.000 millones de pesos (cerca de 2.667 millones de euros) para Pemex y en el que se sospecha participan trabajadores de la petrolera, principalmente en el robo de carro tanques.

   "Esta atención va a ser una acción de intervención del personal militar para verificar lo que es el monitoreo y comprobación de procedimientos de abastecimiento y reparto", ha manifestado el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval.

   Según datos presentados en la conferencia por el director de Pemex, Octavio Romero, en 2016 el robo de combustible representó unos 30.800 millones de pesos (unos 1.370 millones de euros, monto que se disparó en 2017 a 50.100 millones de pesos (alrededor de 2.227 millones de euros), y a 66.300 millones de pesos (aproximadamente 2.947 millones de euros) en el 2018.

   El robo de combustible también ha llevado a parar actividades de refinerías y desatando la violencia de cárteles que se dedican a este delito.

   El Gobernador del estado de Guanajuato, Diego Sinhue, ha señalado a través de un vídeo publicado por medios locales, que funcionarios del gobierno federal le han informado de que las fuerzas armadas están "interviniendo" en las instalaciones de Pemex de todo el país.

   Sinhue ha añadido que esto ha incluido instalaciones en Guanajuato, que está siendo golpeado por las acciones de bandas criminales dedicadas al robo de combustible y otros delitos, y donde Pemex tiene una refinería en la ciudad de Salamanca.

   Romero ha resaltado que el 20 de diciembre se produjeron despidos de funcionarios vinculados al área de logística de Pemex, que maneja el control de los oleoductos, tras lo cual se registró un descenso en el robo de combustible.

   "Hay la hipótesis de que, de todo el robo, sólo el 20 por ciento se da con la ordeña de ductos, que es una especie de pantalla, que la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de autoridades y con una red de distribución", ha resaltado el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

   Actualmente las secretarías de la Defensa y de Marina tienen presencia en 73 instalaciones de Pemex enfocadas solo en seguridad. El plan incluirá a 15 dependencias del Gobierno federal, y también contempla impulsar una reforma constitucional para que el robo de combustible sea considerado un delito grave.

Contador