Publicado 18/10/2021 18:55CET

AMP.- Nicaragua.- Borrell tacha las elecciones en Nicaragua de "falsas" y "organizadas por una dictadura"

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell
El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell - Eduardo Parra - Europa Press

España defiende sancionar a Ortega y su entorno si se consuma el fraude electoral en noviembre

BRUSELAS, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha calificado este lunes al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua como "una de las peores dictaduras" del mundo y ha avisado que las elecciones del 7 de noviembre son "falsas".

En declaraciones tras el Consejo de Asuntos Exteriores celebrado en Luxemburgo, Borrell ha denunciado la "inaceptable" la deriva en Nicaragua y la espiral represiva desde 2018 que se ha saldado con 328 muertos. Así, ha apuntado que en las elecciones del 7 de noviembre el régimen nicaragüense se ha "asegurado" la victoria tras haber eliminado a todo resquicio de oposición.

"La UE continuará insistiendo en la defensa de los Derechos Humanos, el Estado de Derecho, la puesta en libertad de presos políticos y que haya elecciones libres, las que habrá en noviembre son falsas y organizadas por una dictadura", ha subrayado después de que los ministros de Exteriores de la UE discutieran la situación.

Tras la reunión, el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha asegurado que la UE va a empezar a trabajar ya en distintas opciones para responder a la situación en Nicaragua, incluyendo la de aplicar sanciones a Ortega.

Eso sí, Albares ha pospuesto cualquier acción a después del 7 de noviembre, aunque ha señalado que el país se conduce a un "fraude electoral". "Vamos a trabajar ya para tener esa batería de medidas preparadas. Ha habido consenso en la sala al respecto", ha asegurado al ser preguntado por las sanciones.

El debate sobre Nicaragua ha sido a propuesta de España, quien ha defendido una respuesta "clara" ante la "deriva autoritaria" en el país centroamericano ante unas elecciones que no cuentan con las garantías mínimas. Fuentes comunitarias explican que los Veintisiete están de acuerdo en aumentar la respuesta y prepararse para el escenario postelectoral en Nicaragua, aunque todavía no hay pasos concretos para sancionar a Managua.

Como telón de fondo en este debate está la cuestión del no reconocimiento de unos comicios que para el bloque europeo no son justos ni democráticos. Según avanzó el viernes un alto cargo de la UE, los Veintisiete se preparan ya para no reconocer las elecciones ya que "no representan la voluntad del pueblo nicaragüense".