Publicado 10/01/2022 19:33CET

AMP.- Nicaragua.- EEUU amplía su lista negra sobre Nicaragua coincidiendo con el inicio del nuevo mandato de Ortega

Archivo - Mural con la imagen de Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo en Managua, Nicaragua
Archivo - Mural con la imagen de Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo en Managua, Nicaragua - ORLANDO VALENZUELA/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado una batería de sanciones contra varios altos cargos de Nicaragua, entre ellos la ministra de Defensa, Rosa Adelina Barahona Castro, para afear al "régimen" de Daniel Ortega la "subyugación de la democracia", coincidiendo con el inicio este lunes del nuevo mandato del presidente nicaragüense.

Una de las justificaciones esgrimidas desde Washington para estas sanciones es la creciente represión de la disidencia en el país centroamericano, a la que atribuye más de 300 muertes desde 2018, así como la huida de más de 100.000 ciudadanos.

El Departamento del Tesoro norteamericano pone en el punto de mira a las Fuerzas Armadas, a las que ha acusado no sólo de no desmantelar las fuerzas militares, sino de alentar a estos grupos para que cometan actos violentos.

El secretario adjunto del Tesoro de Estados Unidos para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian E. Nelson, ha acusado a Ortega de mermar las libertades democráticas en Nicaragua "efectuando una farsa electoral, silenciando a la oposición pacífica y manteniendo a cientos de personas como presos políticos".

Por ello, ha subrayado que tanto Washington como sus aliados quieren enviar un "claro mensaje" a Ortega y su "círculo cercano" para seguir avanzando en "una vuelta de la democracia".

"Estados Unidos seguirá denunciando los continuos abusos del régimen de Ortega-Murillo y desplegará herramientas diplomáticas y económicas para apoyar la restauración de la democracia y el respeto de los Derechos Humanos en Nicaragua", ha explicado el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

"El régimen sigue manteniendo a 170 presos políticos y muchos de los detenidos carecen de alimentos adecuados y de atención médica apropiada", ha explicado Blinken, que ha puesto el foco también en la corrupción en el seno del sistema judicial y en la detección de varios periodistas.

SANCIONES A LOS "CÓMPLICES" DEL GOBIERNO

El Departamento de Estado estadounidense ha impuesto restricciones de visado a 116 individuos "cómplices de socavar la democracia en Nicaragua", incluyendo alcaldes, fiscales, administradores universitarios, así como funcionarios de policía, de prisiones y militares, tal y como ha explicado en un comunicado Blinken.

Además de contra la ministra, en la lista anunciada este lunes figuran otros miembros del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM), entre ellos los oficiales Ramón Humberto Calderón Vindell y Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, este último jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

Por la campaña de desinformación y los ataques contra medios independientes, las autoridades estadounidenses han señalado a la directora general del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones, Nahima Janett Díaz Flores, y a su 'número dos', Celina Delgado Castellón, mientras que los castigos también pretenden torpedear la financiación del Gobierno con sanciones a Ramón Humberto Calderón Vindell, vinculado a la Empresa Nicaragüense de Minas (ENIMINAS) y a Petróleos de Nicaragua.

Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha sancionado este lunes a seis miembros del régimen Ortega-Murillo por servir actualmente como funcionarios del Gobierno de Nicaragua o por haber servido en cualquier momento a partir del 10 de enero de 2007.

"Estamos llevando a cabo estas sanciones económicas y restricciones de visado para promover la rendición de cuentas por la escalada de autoritarismo y abusos del régimen Ortega-Murillo", ha explicado el secretario de Estado.

Estados Unidos ha indicado que "se une" a la Unión Europea en la adopción de "una postura firme" contra los abusos de los Derechos Humanos y "la falta de respeto al pueblo nicaragüense".

"El presidente Ortega estrena este martes un nuevo mandato presidencial, pero las elecciones predeterminadas que organizó el 7 de noviembre no le proporcionan un nuevo mandato democrático; sólo unas elecciones libres y justas pueden hacerlo. El pueblo nicaragüense no merece menos", ha concluido Blinken.

Contador