Publicado 16/11/2021 06:11CET

AMP.- Nicaragua.- EEUU impone una nueva batería de sanciones contra la Fiscalía y nueve personas vinculadas al Gobierno

Canadá y Reino Unido se unen a las sanciones a funcionarios del Gobierno de Ortega

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha impuesto este lunes una nueva batería de sanciones contra la Fiscalía y nueve personas vinculadas al Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a raíz de las elecciones celebradas a principios de noviembre.

El Tesoro estadounidense, que ha calificado de "farsa" el proceso electoral, ha señalado en un comunicado que el objetivo de las sanciones son aquellos que están evitando que los nicaragüenses ejerciten sus libertades fundamentales y sus Derechos Humanos".

En este sentido, la Administración de Joe Biden ha indicado que entre octubre de 2020 y junio de 2021, la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por Ortega, "aprobó seis leyes que facilitan la represión por parte del Gobierno contra la oposición y eliminó sus posibilidades electorales", recoge el texto.

Por ello, ha explicado el Tesoro, varios de los individuos sancionados "son seguidores del régimen y sus políticas antidemocráticas". Además, ha matizado que muchos de ellos se han visto implicados en la "violencia contra manifestantes pacíficos" durante las protestas de 2018 en el país.

"Como ha dicho el presidente Biden, Ortega y la vicepresidenta (Rosario) Murillo han orquestado unas elecciones de pantomima que no fueron justas ni libres ni tampoco democráticas", ha indicado el Gobierno antes de condenar el arresto de unas 40 figuras opositoras desde el pasado mes de mayo --entre ellos siete posibles candidatos a la Presidencia--.

Entre los sancionados se encuentran el ministro de Energía y Minas del país, Salvador Mansell Castrillo; el alcalde de Matagalpa, Sadrach Zeledón Rocha; el de la ciudad de Jinotega, Leónidas Centeno Rivera; el de Esteli, Francisco Ramón Valenzuela Blandon; así como el presidente del Instituto Nicaragüense de Energía, José Antonio Castaneda Méndez; el embajador del país para Argelia, Egipto, Jordania y Qatar --entre otros--, Mohamed Farrara Lashtar.

Con estas sanciones, explica el documento, Estados Unidos "manda el mensaje inequívoco" de que el país está "con el pueblo de Nicaragua en su llamamiento a una reforma para volver a la senda democrática".

SANCIONES DE REINO UNIDO Y CANADÁ

Más tarde, el Gobierno de Reino Unido ha anunciado también una serie de sanciones tanto a la vicepresidenta Murillo otros siete funcionarios, entre los que se encuentran los comisionados general de la Policía, Fidel Domínguez y Juan Valle; la fiscal general Ana Julia Guido; el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, o el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras.

Desde Downing Street se ha emitido un comunicado en el que se aclara que estas medidas tiene el objetivo de prohibir los viajes y congelar los activos de aquellos "responsables de socavar los principios e instituciones democráticas de Nicaragua" y por cometer "graves violaciones de los Derechos Humanos y la represión de la sociedad civil".

Así, estos funcionarios no podrán viajar libremente a Reino Unido, mover dinero por bancos de la nación europea o beneficiarse de la fiscalidad de esta. "Estas medidas (...) están cuidadosamente dirigidas a minimizar el impacto en la economía en general", han aclarado.

La ministra británica para Europa y América, Wendy Morton, ha lamentado que "el régimen de Ortega está negando al pueblo nicaragüense sus Derechos Humanos fundamentales".

Por su parte, el Gobierno canadiense se ha sumado a la imposición de medidas contra Murillo y otros once altos cargos de Nicaragua, entre los que se encuentran los nueve sancionados por Estados Unidos, junto con la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Alba Luz Ramos, y el asesor económico de la Presidencia Beyardo Arce.

"Durante los últimos tres años, Canadá y la comunidad internacional han pedido repetidamente al régimen de Daniel Ortega que cambie de rumbo y busque una solución pacífica y democrática a la crisis actual", han explicado las autoridades canadienses en un comunicado, donde apunta que el mandatario nicaragüense ha optado por "el camino del autoritarismo".

Así, desde Ottawa se ha incluido a los sancionados en la lista de prohibición de transacciones económicas y, a partir de ahora, son considerados inadmisibles en territorio canadiense en virtud de la Ley de Protección de Inmigración y Refugiados.

Finalmente, Blinken ha reaccionado a estos anuncios de Reino Unido y Canadá y ha "celebrado" la decisión de sus respectivos gobiernos con las que se da continuidad a "acciones concretas para responder a los ataques del Gobierno de Ortega-Murillo a las libertades civiles y las elecciones libres y justas".

"Como dejó en claro la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) (...) bajo la Presidencia de Ortega y la vicepresidenta Murillo, el Gobierno de Nicaragua avanza hacia un mayor aislamiento si continúa socavando la democracia y negando a los nicaragüenses sus Derechos Humanos", ha remachado el secretario de Estado estadounidense.

Contador