Publicado 02/06/2021 20:10CET

AMP.- Nigeria.- Buhari promete "tolerancia cero" ante el aumento de la violencia y los ataques en Nigeria

Archivo - El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari
Archivo - El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari - Michael Kappeler/dpa - Archivo

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha prometido "tolerancia cero" ante el aumento de la violencia y los ataques en el país africano y ha recalcado que las autoridades "hablarán en un lenguaje" que los responsables de la inseguridad "entiendan".

"Muchos de los que comportan mal son demasiado jóvenes para ser conscientes de la destrucción y pérdida de vidas que tuvieron lugar durante la guerra civil en Nigeria. Los que estuvimos en los campos 30 meses, que sufrimos la guerra, les trataremos en un lenguaje que entiendan", ha dicho.

Así, ha denunciado a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter que recibe informes "diarios" sobre ataques contra "infraestructura nacional crítica" y ha agregado que "está muy claro que los que están detrás quieren que esta Administración fracase".

Posteriormente Twitter ha eliminado el mensaje al considerar que el presidente Buhari había violado las reglas de uso de la red social, después de ser alertada por varios usuarios que lo denunciaron al considerar que esta palabras suponían una amenaza e incluso una declaración de guerra.

"Aquel que quiera destruir el sistema sufrirá pronto un golpe en su vida. Le hemos dado suficiente tiempo", ha advertido Buhari, quien ha destacado que los recientes ataques contra instalaciones de la comisión electoral "son totalmente inaceptables". "No permitiremos que los responsables logren sus malignos objetivos", ha agregado.

"Ha garantizado a la comisión electoral que les daremos todo lo necesario para operar de forma eficiente, de forma que nadie pueda decir que no queremos irnos o que queremos un tercer mandato. No habrá excusas para los fracasos", ha argumentado, al tiempo que ha señalado que se actuará contra los que "quieren destruir el país promoviendo el crimen y la insurrección".

Los ataques en Nigeria, anteriormente centrados en la zona noreste del país --donde operan Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA)-- se han extendido durante los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste, haciendo saltar las alarmas por la posible expansión de estas redes terroristas y criminales.

Asimismo, han ido al alza los ataques por parte de bandas criminales, que han secuestrado a cientos de personas durante los últimos meses, especialmente en ataques contra centros educativos como el que tuvo lugar durante el fin de semana en el estado de Níger (oeste), donde fueron raptados cerca de 200 alumnos.

"UN PATRÓN ABORRECIBLE"

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, condenó el martes el suceso y mostró su preocupación por la "frecuencia de los secuestros de niños para pedir rescate en escuelas (de Nigeria) por parte de grupos extremistas y redes criminales".

"Esto se está convirtiendo en un patrón aborrecible, con graves impactos sobre el bienestar y el desarrollo de los niños, así como sobre los profesores y las familias", dijo el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, quien incidió en que estos sucesos "son una violación del derecho de los niños a una educación".

Este tipo de incidentes aumentado en los últimos meses y han llevado a las autoridades de varios estados del país africano a cerrar las escuelas para intentar garantizar la seguridad de alumnos y profesores mientras evalúan la situación sobre el terreno.

Contador