Publicado 14/03/2021 16:26CET

AMP.- Nigeria.- El Ejército nigeriano desbarata un intento de secuestro de más de 300 estudiantes en el estado de Kaduna

Archivo - Soldados nigerianos
Archivo - Soldados nigerianos - KYLE M. ALVAREZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ejército nigeriano ha frustrado en las últimas horas un nuevo intento de secuestro de más de 300 estudiantes en el estado de Kaduna, asolado desde hace semanas por una ola de ataques contra escuelas de la región que, solo esta semana, han desembocado en la captura de más de 200 estudiantes, de los cuales 180 fueron liberados poco después.

En esta ocasión, los "bandidos", como les describe el Gobierno, atacaron la escuela secundaria de Ciencias del Gobierno, en la zona de Ikara, según ha informado el responsable estatal de Seguridad Interna y Asuntos del Interior, Samuel Aruwan, en rueda de prensa recogida por el diario 'Punch'.

Aruwan ha confirmado que "307 estudiantes fueron rescatados ilesos" por las tropas que frustraron el intento de secuestro, ocurrido entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

"Tras un recuento realizado por la dirección de la escuela, el Gobierno del estado de Kaduna puede confirmarle que se ha verificado que los 307 estudiantes están seguros y presentes. El intento de secuestro fue frustrado por completo y ningún estudiante fue sacado de la escuela”, ha explicado.

Los secuestradores se dieron a la fuga nada más aparecer las fuerzas de seguridad, que han emprendido una misión de busca y captura.

En las últimas horas también se ha tenido constancia de otro intento de secuestro, el realizado contra la Escuela Secundaria Internacional Turca de Richaghikun, según ha informado el director de Relaciones Públicas del Ejército, Mohammed Yerima, al diario 'Premium Times'.

Yerima indicó que el Ejército comenzó una movilización inmediata para proteger la escuela turca de los bandidos tras recibir un aviso sobre los planes del secuestro.

Los ataques en Nigeria, anteriormente centrados en la zona noreste del país --donde operan Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA)-- se han extendido durante los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste, haciendo saltar las alarmas por la posible expansión de estas redes terroristas y criminales.

Todavía queda por determinar el paradero de 39 estudiantes del secuestro del jueves, según el último balance de desaparecidos proporcionado por el estado nigeriano y recogido por el mismo medio.