Publicado 09/12/2019 6:55:31 +01:00CET

AMP.- N.Zelanda.- Al menos un muerto y varios heridos por la erupción del volcán de la Isla Blanca en Nueva Zelanda

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos una persona ha muerto y varias han resultado heridas la madrugada de este lunes a causa de la erupción del volcán de la Isla Blanca, también conocida como Whakaari, en el norte de Nueva Zelanda.

La erupción se ha producido sobre las 2.30 (hora local) en la isla, un estratovolcán activo de andesita que se encuentra a 48 kilómetros de la Isla Norte del país en la bahía de Plenty. Tal y como han explicado las autoridades, el cono ha expulsado humo y cenizas.

"No sé si había gente en la isla o cerca de ella, pero definitivamente había un grupo fuera y necesitan asistencia médica", ha expresado la alcaldesa de Whakatane, Judy Turner. "Hay algunos heridos y estamos centrados en traer a esas personas de vuelta para llevarlas al hospital", ha añadido.

No obstante, el portavoz del Comando Nacional de Operaciones John Tims ha alertado en una rueda de prensa de que "en este momento es demasiado peligroso para la Policía y los servicios de rescate ir a la isla".

"Está cubierta de material volcánico y cenizas. Sabemos que la urgencia es volver allí", ha manifestado antes de añadir que la persona fallecida había sido trasladada desde la isla. Por el momento son 23 las personas han sido trasladadas.

La primera ministra del país, Jacinda Ardern, ha informado de que se estima que cerca de medio centenar de personas se encontraban cerca de la zona o en la isla cuando el volcán entró en erupción. "Todos nuestros pensamientos están con aquellos que se han visto afectados", ha expresado.

"Sé que habrá una gran ansiedad por parte de aquellos que tengan seres queridos en la isla ahora mismo", ha lamentado.

El diario local 'The New Zealand Herald' ha señalado que varias personas se encuentran en estado crítico, mientras que se ha fijado un centro de operaciones en el hospital de Whakatane para trabajar junto al Cuerpo de Protección Civil, que ha pedido a aquellos que viven cerca de la isla que permanezcan en sus casas.