Publicado 25/05/2021 19:15CET

AMP.- O.Próximo.- Blinken tiende la mano a Palestina con la reapertura del consulado en Jerusalén y la promesa de ayuda

25 May 2021, Palestinian Territories, Ramallah: Palestinian President Mahmoud Abbas meets with US Secretary of State Anthony Blinken in the West Bank city of Ramallah. Photo: Thaer Ganaim/APA Images via ZUMA Wire/dpa
25 May 2021, Palestinian Territories, Ramallah: Palestinian President Mahmoud Abbas meets with US Secretary of State Anthony Blinken in the West Bank city of Ramallah. Photo: Thaer Ganaim/APA Images via ZUMA Wire/dpa - Thaer Ganaim/APA Images via ZUMA / DPA

Abbas agradece "los esfuerzos" de EUU para lograr el alto el fuego y pide que siga presionando a Israel para evitar más ataques

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha anunciado este martes la próxima reapertura del consulado que el país norteamericano tenía en Jerusalén para estrechar lazos con los palestinos, en el marco de una visita a la zona en la que también ha prometido que trabajará con el poder legislativo para elevar el nivel de ayuda.

Blinken se ha visto en Ramala (Cisjordania) con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, tras una serie de reuniones con líderes israelíes, entre ellos el primer ministro, Benjamin Netanyahu, en las que ha tanteado las posiciones de las partes tras la última escalada de tensiones.

El jefe de la diplomacia norteamericana ha revelado que ya ha comunicado tanto a Abbas como a Netanyahu la disposición de Washington de reabrir el consulado en Jerusalén, una institución que desapareció a raíz de la decisión del expresidente Donald Trump de trasladar la Embajada de Estados Unidos, fruto de una fusión que trascendía el ámbito meramente administrativo.

El consulado venía funcionando hasta entonces como una embajada 'de facto' para los palestinos y Blinken ha declarado este martes que su reapertura es "un paso importante", según el diario 'Times of Israel'. "Estoy aquí para subrayar el compromiso del Gobierno de Estados Unidos con sus relaciones con la Autoridad Palestina", ha recalcado.

Al gesto diplomático se ha sumado también el compromiso de promover una ayuda adicional para los palestinos de 75 millones de dólares, para lo cual el Gobierno de Joe Biden promete trabajar codo con codo con el Congreso. De este dinero, 32 millones corresponderían a una ayuda humanitaria extra, mientras que 5,5 millones irían a parar a la Franja de Gaza para paliar los estragos del reciente cruce de ataques entre las milicias palestinas y las fuerzas israelíes.

ABBAS AGRADECE EL APOYO

Abbas, por su parte, ha agradecido a las actuales autoridades estadounidenses "el apoyo dado al Estado de Palestina", después de que Washington haya dejado claro que la solución solo llegará mediante un plan de dos Estados. "Esperamos que el futuro esté lleno de actividades diplomáticas encabezadas por Estados Unidos y el Cuarteto (de paz para Oriente Próximo)", ha añadido el dirigente palestino, que confía en "una solución justa y completa basada en el Derecho Internacional".

En ese sentido, el presidente palestino ha puesto de relieve "los esfuerzos" que la Casa Blanca ha hecho "en estrecha colaboración con Egipto y con los hermanos árabes" para lograr un alto el fuego y ha pedido seguir trabajando para estabilizar la situación, incluyendo la detención de "los ataques de los colonos extremistas apoyados por las continuas fuerzas de ocupación israelíes en Jerusalén".

"Agradecemos a Estados Unidos la asistencia que brindó a nuestro pueblo palestino a través de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas (OOPS), así como por lo que proporcionará para la reconstrucción de la Franja de Gaza", ha recalcado Abbas, informa la agencia Wafa.

Para el presidente palestino "es necesario que Washington continúe presionando a Israel "para que detenga sus continuas agresiones", entre ellas, ha mencionado, las cometidas en la mezquita de Al Aqsa y la usurpación y expulsión de las casas de los ciudadanos palestinos de los barrios Sheij Jarrá y Silwan.

Estas acciones, apunta Abbas, "socavan los esfuerzos de la Administración del presidente, Joe Biden, para instalar el alto el fuego y detener la escalada de violencia" y ha enfatizado "el compromiso de la parte palestina con la resistencia popular pacífica y el rechazo de la violencia en todas sus formas".

La visita de Blinken ha servido para dejar claro el nuevo perfil que quiere adoptar el Gobierno estadounidense en un conflicto en el que tradicionalmente ha hecho las veces de mediador y, si bien el ministro ha defendido junto a Netanyahu mensajes claros de apoyo a Israel, por ejemplo resaltando su derecho a defenderse frente a los ataques, también ha tendido la mano a la Autoridad Palestina.

Blinken ha mostrado su condena a cualquier posible medida unilateral que pueda alejar las perspectivas de paz en la región, incluyendo dentro de esta categoría cuestiones que afectan directamente a Israel como "la actividad en los asentamientos, la demolición de viviendas, la anexión de territorios" y otras referentes a la "incitación a la violencia" o a posibles "compensaciones" para quienes cometan "actos de terrorismo".

Contador