Publicado 04/06/2024 17:02

AMP.- O.Próximo.- El ministro de Seguridad Nacional de Israel pide "destruir" a Hezbolá y aboga por la guerra con Líbano

Archivo - El ministro de Seguridad Nacional de Israel, el ultraderechista Itamar Ben Gvir (archivo)
Archivo - El ministro de Seguridad Nacional de Israel, el ultraderechista Itamar Ben Gvir (archivo) - Europa Press/Contacto/Eyal Warshavsky - Archivo

Ben Gvir reclama nuevamente el cese del ministro de Defensa por mostrarse "débil" ante Hezbolá

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Seguridad Nacional de Israel, el ultraderechista Itamar Ben Gvir, ha reclamado este martes "destruir" los "bastiones" del partido-milicia chií Hezbolá y ha defendido "una guerra" contra Líbano, en el marco de los más de siete meses de enfrentamientos a raíz de los ataques perpetrados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) contra territorio israelí.

Ben Gvir ha realizado durante la jornada una visita a la localidad de Kiryat Shmona, en el norte del país, después de los incendios registrados cerca de la frontera con Líbano a causa de los ataques con proyectiles y drones por parte del grupo desde territorio libanés.

"No puede ser que nuestra tierra arda y que haya paz en Líbano. Tenemos que quemar y destruir todos los bastiones de Hezbolá. Guerra", ha manifestado el político ultraderechista en un mensaje en su cuenta en la red social X junto a un vídeo en el que ha reiterado que "el trabajo del Ejército es destruir a Hezbolá".

Posteriormente, Ben Gvir ha expresado su malestar nuevamente con el ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, por haber ordenado la destrucción de un puesto de avanzada ilegal levantado por colonos israelíes en el norte de Cisjordania

"Mientras Hezbolá está incendiando el norte, el ministro Galant tiene una tarea más importante, que es enviar a las tropas para demoler un puesto de avanzada en Yair Farm", ha dicho declaraciones públicas, recogidas por medios israelíes.

Así, el ministro de Seguridad Nacional ha vuelto a pedir nuevamente al jefe de Gobierno, Benjamin Netanyahu, que cese a Gallant, de quien ha dicho que se muestra "débil" ante el secretario general de Hezbolá, Hasán Nasralá, pero sí está dispuesto a actuar contra los colonos israelíes.

Las autoridades policiales del Ministerio de Defensa desmantelaron este martes una serie de estructuras improvisadas cerca del asentamiento de Yair Farm, al haber sido levantado sobre tierras privadas palestinas.

Hezbolá ha reclamado en las últimas horas un nuevo ataque con proyectiles de mortero contra varias posiciones del Ejército de Israel en el norte del país y en los Altos del Golán, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas, en respuesta a los bombardeos israelíes contra Líbano, según ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al grupo.

El Ejército israelí y Hezbolá --respaldado por Irán y que cuenta con un importante peso político en Líbano-- mantienen una serie de enfrentamientos desde el 8 de octubre, un día después de los ataques perpetrados por Hamás, que se saldaron con cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados, según los balances facilitados por las autoridades de Israel.

El Ministerio de Sanidad libanés indicó el 30 de mayo que hasta la fecha han muerto 375 personas a causa de los ataques israelíes, sin diferenciar entre civiles y miembros de Hezbolá, al tiempo que manifestó que cerca de 94.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares.

Contador