Publicado 06/06/2024 08:54

AMP.- O.Próximo.- Muere un militar de Israel en un ataque con drones por parte de Hezbolá desde el sur de Líbano

KIRYAT SHMONA, June 4, 2024  -- Smoke rises after rocket attacks from Lebanon near Kiryat Shmona, northern Israel, on June 4, 2024. Deputy Secretary-General of Hezbollah Sheikh Naim Qassem said on Tuesday that the Lebanese armed group is ready to face a c
KIRYAT SHMONA, June 4, 2024 -- Smoke rises after rocket attacks from Lebanon near Kiryat Shmona, northern Israel, on June 4, 2024. Deputy Secretary-General of Hezbollah Sheikh Naim Qassem said on Tuesday that the Lebanese armed group is ready to face a c - Europa Press/Contacto/Ayal Margolin/JINI

El impacto de dos drones kamikaze en Hurfeish deja además diez heridos, entre ellos un reservista en estado grave

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos un militar de Israel ha muerto a causa de un ataque con drones kamikaze ejecutado por el partido-milicia chií Hezbolá desde el sur de Líbano contra la localidad de Hurfeish, según ha confirmado el Ejército israelí, un suceso que se ha saldado además con diez heridos.

El Ejército israelí ha señalado en un breve comunicado publicado a través de su página web que el fallecido es Rafael Kauders, un reservista, al tiempo que ha agregado que un segundo reservista ha resultado herido grave y ha sido "evacuado para recibir tratamiento médico en un hospital".

Poco antes, había afirmado que dos drones han impactado en la zona y recalcó que los hechos estaban siendo investigados. La Radio del Ejército de Israel, por su parte, ha informado de que ninguna alarma antiaérea llegó a activarse durante el ataque.

Hezbolá ha reclamado la autoría del ataque, en el que asegura que ha habido militares israelíes muertos aunque sin dar un número concreto, según ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Manar, afín al grupo.

Hasta la fecha, al menos diez civiles y 15 militares y reservistas israelíes han muerto a causa de los ataques perpetrados por Hezbolá, en el marco de los casi ocho meses de enfrentamientos con el partido-milicia chií Hezbolá a raíz de los ataques perpetrados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que se saldaron con cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados.

Los combates han dejado alrededor de 400 muertos en Líbano, según informó el miércoles el Ministerio de Sanidad libanés, un balance publicado a través de su cuenta en la red social Facebook y que no diferencia entre miembros de Hezbolá y civiles. Asimismo, refleja que otras 1.200 personas han resultado heridas.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, advirtió el miércoles de que el Ejército israelí "está preparado para una acción muy poderosa" en la frontera con Líbano, en el marco de una visita a la ciudad de Kiryat Shmona, situada en el norte del país y objetivo de decenas de ataques con proyectiles y drones por parte de Hezbolá.

Contador