Publicado 14/11/2020 14:28CET

AMP.-Perú.- Las protestas continúan en Perú y el presidente de la radiotelevisión pública dimite por intentos de censura

Una protestante se enfrenta a la Policía en una de las manifestaciones contra la destitución de Vizcarra.
Una protestante se enfrenta a la Policía en una de las manifestaciones contra la destitución de Vizcarra. - Alex Rosemberg/dpa

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las protestas han continuado este sábado en Perú con nuevos choques entre manifestantes y Policía que han dejado al menos 27 heridos entre manifestantes y agentes durante las protestas contra el cese del anterior presidente, Martín Vizcarra, en una moción de censura impulsada por sus opositores tras conocerse varias acusaciones de corrupción contra él.

Numerosos manifestantes han acudido a los alrededores de la casa del nuevo primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, en cuyos aledaños han chocado con un grupo de antidisturbios que han dispersado a los protestantes.

En total 27 personas han resultado heridas en Lima durante la manifestación contra de la destitución de Martín Vizcarra y la asunción de Manuel Merino de Lama como jefe de Estado. Entre los heridos hay 16 civiles y los once restantes, agentes de la Policía con quemaduras, según ha comunicado la Policía.

Tres de los manifestantes acabaron con lesiones de gravedad y dos de ellos están ingresados en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Almenara por impactos de perdigones.

El comandante general de la Policía, Jorge Lam, ha denunciado que durante la protesta un sector de manifestantes lanzó "bombardas" a las fuerzas del orden, lo que ocasionó las quemaduras en once agentes. El ministro del Interior, Gastón Rodríguez, ha precisado que este ataque se produjo después de que los manifestantes lograran romper el cordón policial que les impedía llegar hasta el Palacio Legislativo.

Rodríguez ha subrayado que las fuerzas de seguridad haya utilizado armas letales, sino solamente "disuasivos", por lo que se investiga el origen de los perdigones que hirieron a manifestantes.

Naciones Unidas ha condenado el desempeño de las fuerzas de seguridad peruanas en la disolución de las manifestaciones por su uso de la fuerza contra manifestantes pacíficos y el ministro de Interior, Gastón Rodríguez, ha sido citado a comparecer en el Congreso el próximo domingo, según la emisora RPP.

También Amnistía Internacional ha verificado "episodios" de "uso excesivo e innecesario" de la fuerza por la Policía Nacional peruana. "Los videos verificados digitalmente por Amnistía Internacional son evidencia contundente de la violencia ejercida por la Policía contra la población a la que debería proteger", ha confirmado la directora para las Américas de la organización, Erika Guevara Rosas.

DIMISIONES EN LA TELEVISIÓN PÚBLICA

Mientras, el presidente y el gerente del Instituto de Radio Nacional de Perú (IRTP) han dimitido tras denunciar un intento de "censurar y manipular" la cobertura de las protestas.

Renzo Mazzei, que hasta este viernes era el gerente del ente público de telecomunicaciones, ha dejado su puesto tras denunciar que un "colaborador de confianza" del nuevo presidente, Manuel Merino, le llamó para pedir que la televisión pública no emitiera las movilizaciones ciudadanas del pasado lunes, según ha recogido 'El Comercio'.

Tras la dimisión de Mazzei y del presidente ejecutivo del organismo, Eduardo Guzmán, los periodistas de TV Perú han leído un comunicado en directo en el que han lamentado por la salida de los directivos y han defendido la televisión pública "de calidad" propia de los "medios de comunicación públicos administrados en democracia".

UN ANTES Y DESPUÉS PARA LA CRISIS POLÍTICA DEL PAÍS

La crisis política que atraviesa Perú alcanzó un nuevo pico con la destitución de Vizcarra el lunes en una moción que aupó al poder al entonces presidente de la Congreso, Manuel Merino.

Vizcarra ya había sustituido en 2018 a Pedro Pablo Kuczynski, que dimitió tras ser acusado de estar envuelto en una trama de corrupción urbanística vinculada al caso Lava Jato.

El nuevo gobierno debe ahora recibir el voto de confianza del Congreso, un trámite en el que varios partidos han asegurado por adelantado que no apoyarán a Flores-Aráoz.

Este Gobierno llevaría a cabo la gestión de la pandemia y la preparación de cara a las elecciones presidenciales que están previstas en abril de 2021.

Contador