Publicado 24/02/2021 16:13CET

AMP.- R.Centroafricana.- El Gobierno anuncia la toma de la ciudad de Bossangoa en su ofensiva contra la rebelde CPC

Archivo - El presidente centroafricano, Faustin-Archange Touadéra, en un acto de campaña
Archivo - El presidente centroafricano, Faustin-Archange Touadéra, en un acto de campaña - ANDR¦ B? / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

La ciudad era el bastión del expresidente François Bozizé, acusado de estar detrás de los rebeldes

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de República Centroafricana (RCA) ha anunciado este miércoles la toma de la ciudad de Bossangoa, situada en el oeste del país y una de las ciudades más pobladas, en el marco de las operaciones contra la coalición rebelde Coalición Patriotas por el Cambio (CPC), que en diciembre lanzó una ofensiva en medio de la crisis política por las elecciones presidenciales de ese mes.

"La ciudad está bajo control de las Fuerzas Armadas y los aliados", ha dicho la oficina del primer ministro, Firmin Ngrebada, a través de su cuenta en la red social Twitter. "El orden será restablecido en Bossangoa y en toda la prefectura de Ouham. Lo será en todas partes", ha agregado.

Según las informaciones recogidas por el portal centroafricano de noticias Corbeau News, la ciudad, bastión del expresidente François Bozizé, ha sido recuperada tras cerca de dos días de combates entre el Ejército centroafricano y la CPC, que se ha retirado ya de la localidad.

Así, este medio ha indicado que durante la jornada del lunes se registraron combates a menos de diez kilómetros de la ciudad, al tiempo que ha agregado que los rebeldes se han replegado hacia la localidad de Markounda, situada unos cien kilómetros al norte de Bossangoa.

Las fuerzas gubernamentales han empezado a realizar patrullas en la ciudad para garantizar la seguridad en la ciudad, bastión histórico de Bozizé. El expresidente podría hallarse en Markounda, cerca de la frontera con Chad, según fuentes citadas por el portal centroafricano de noticias Ndjoni Sangó.

Fuentes locales citadas por este último medio han resultado que las fuerzas gubernamentales han entrado en la ciudad sin resistencia después de la retirada de los rebeldes, si bien se han escuchado algunos disparos posteriormente, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas.

El anuncio de la toma de Bossangoa ha llegado horas después de que el Gobierno anunciara una reducción del toque de queda decretado tras la ofensiva rebelde. Así, estará en pie entre las 20.00 y las 5.00 horas (hora local), dos horas menos que hasta ahora.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha destacado en un informe sobre la situación en RCA que "las tensiones políticas han aumentado significativamente como resultado de un déficit de confianza entre el Gobierno y la oposición en torno al proceso electoral", en el que el mandatario, Faustin-Archange Touadéra, obtuvo la reelección.

DETERIORO DE LA SITUACIÓN HUMANITARIA

Asimismo, ha manifestado que "ello se ha visto reforzado por un marcado deterioro de la seguridad en muchas partes del país, alimentada por algunos actores políticos y grupos armados que buscaban alterar el proceso político y el orden constitucional", antes de agregar que esta situación empeoró tras la eliminación de la candidatura de Bozizé a las elecciones.

Guterres ha alertado además de un aumento del 60,6 por ciento de las violaciones de los Derechos Humanos entre octubre de 2020 y febrero de 2021, así como de un 87,6 por ciento de las víctimas civiles en este periodo, en comparación con el anterior periodo de estudio. Así, ha atribuido la mayoría de estos incidentes a la CPC.

Por otra parte, ha señalado que "la situación humanitaria ha empeorado como resultado de los ataques contra civiles y los trabajadores humanitarios, las tensiones intercomunitarias y la violencia por parte de los grupos armados" y ha añadido que "más de la mitad de la población, 2,8 millones de personas, necesitan ayuda y protección humanitaria".

El secretario general ha indicado que, de esta cifra, 1,9 millones de personas tienen "necesidades graves" y ha reseñado que "aproximadamente 2,3 millones de personas sufren inseguridad alimentaria grave, entre ellas 525.000 que se encuentran en fase de emergencia".

Además, ha cifrado en cerca de 240.000 los desplazados internos desde diciembre a causa de la violencia, incluidas 124.000 personas que han podido volver a sus casas, mientras que cerca de 105.000 centroafricanos han huido a los países vecinos. De esta forma, en estos momentos hay alrededor de 682.000 desplazados internos y 635.000 refugiados.

AVANCES MILITARES

La toma de Bossangoa por parte del Ejército de RCA, apoyado por fuerzas especiales ruandesas y mercenarios rusos, ha llegado menos de dos semanas después de que se hiciera con el control de la ciudad de Beloko, ubicada cerca de la frontera con Camerún.

"Tras las localidades de Boali, Bossembelé, Bossemptélé, Yaloké y Bouar, las Fuerzas Armadas y los aliados rusos y ruandeses han liberado la localidad de Beloko, abriendo la ruta nacional hasta Camerún", dijo entonces el Ejecutivo centroafricano.

La CPC aceptó el 2 de febrero la propuesta de alto el fuego presentada por los países de los Grandes Lagos y Chad, tras la ofensiva que lanzaron en diciembre en plena polémica por las elecciones, según confirmó el portavoz militar de la coalición, Abakar Sabome.

Las tensiones han repuntado de forma drástica tras la eliminación de la candidatura de Bozizé, quien regresó al país a finales de 2019 para volver a ser candidato a la Presidencia, cargo que abandonó en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Inmediatamente después de la decisión surgieron informaciones sobre reuniones mantenidas por Bozizé con diversos grupos armados, incluidos antiguos integrantes de Séléka y los 'antibalaka' --unas milicias de mayoría cristiana que surgieron en respuesta a los abusos de los integrantes de Séléka--, lo que llevó a las autoridades a acusarle de intentar fomentar un golpe de Estado.

Sin embargo, el Kwa Na Kwa (KNK) de Bozizé rechazó a principios de febrero que el expresidente esté detrás de la formación de la CPC y de las acciones de la misma, si bien ha reconocido que "declaró su apoyo" a los rebeldes. Pese a ello, incidió en que "el KNK refuta las acusaciones de colusión con los grupos armados".

Las elecciones se celebraron a pesar de la ofensiva rebelde y de las reclamaciones de la oposición sobre un aplazamiento, rechazado por el Constitucional. La alianza opositora Coalición de Oposición Democrática 2020 (COD-2020) se ha negado a reconocer los resultados y ha denunciado irregularidades en la votación, si bien ha condenado la ofensiva de la CPC.