Publicado 12/01/2022 15:40CET

AMP.- R.Centroafricana.- La ONU informa de la muerte de dos personas durante una "manifestación violenta" en RCA

Registrado un incendio en un campamento de desplazados en el sur del país

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha informado este martes de la muerte de dos personas en una "manifestación violenta" celebrada este fin de semana en la capital de República Centroafricana (RCA), Bangui, donde también se registraron otros cinco heridos.

Ante el incidente, la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en República Centroafricana (MINUSCA) desplegó patrullas en la zona para garantizar la protección de los civiles, ha informado en conferencia de prensa el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stephane Dujarric.

Por otro lado, ha señalado que en la ciudad de Paoua, en la prefectura de Ouham-Pendé, las fuerzas de paz de la ONU "permanecen en alerta máxima" tras alertar de que "combatientes armados" han atacado la aldea de Nzmari, dejando a dos civiles heridos y varias viviendas en llamas.

"La Misión está evaluando actualmente la situación para mejorar la protección de los civiles a pesar de la creciente presencia de minas terrestres en la zona, lo que limita la movilidad de la MINUSCA", ha zanjado Dujarric.

Por otra parte, un campamento de desplazados situado en la localidad de Alindao, en la región de Bajo Kotto (sur), fue el martes escenario de un incendio que ha causado grandes daños materiales, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas.

Testigos citados por el portal centroafricano de noticias Corbeau News han indicado que alrededor de 1.500 alojamientos han sido destruidos por las llamas, cuyas causas se desconocen por ahora. Durante los últimos meses se han registrado varios incendios en campamentos de desplazados de RCA.

El país es escenario de un recrudecimiento del conflicto desde diciembre de 2020 debido a la eliminación de la candidatura a las presidenciales del exmandatario François Bozizé, quien abandonó el cargo en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Tras ello, varios grupos armados integrados en la Coalición Patriotas por el Cambio (CPC) --entre ellos algunos firmantes del acuerdo de paz de 2018-- lanzaron una ofensiva que les llevó a alcanzar los alrededores de la capital, Bangui, si bien fueron finalmente repelidos.

El presidente, Faustin-Archange Touadéra, anunció el 15 de octubre un alto el fuego unilateral, tras lo que la Presidencia matizó que la decisión afectaba a aquellos rebeldes "que hayan depuesto las armas", después de que elementos de Retorno, Reclamación y Rehabilitación (3R) y la Unidad para la Paz en Centroáfrica (UPC) se mostraran reticentes al anuncio.

Desde entonces se han registrado enfrentamientos esporádicos e incluso la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en República Centroafricana (MINUSCA) intervino a finales de diciembre para expulsar a cerca de 200 miembros la UPC de la localidad de Boyo, escenario a principios de mes del asesinato de cerca de 15 civiles.

Contador