Publicado 01/06/2021 14:51CET

AMP.- RDCongo.- Alrededor de 350.000 necesitan "urgentemente" ayuda tras la erupción del volcán Nyiragongo en RDC

Erupción del volcán Nyiragongo, en República Democrática del Congo
Erupción del volcán Nyiragongo, en República Democrática del Congo - XINHUA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 350.000 personas necesitan "urgentemente" ayuda en la ciudad de Goma, en el este de República Democrática del Congo (RDC), a raíz de la reciente erupción del volcán Nyiragongo, que ha dejado más de 30 muertos, según los datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La jefa de la oficina del organismo en la ciudad, Jackie Keegan, ha resaltado que unas 450.000 personas han huido de Goma y ha agregado que aproximadamente 120.000 han llegado a la cercana localidad de Sake, mientras que cerca de 8.000 han cruzado la frontera con Ruanda, si bien la mayoría han vuelto al país.

Así, ha detallado que la mayoría de los desplazados están con familias de acogida, mientras que "otros están en iglesias y escuelas abarrotadas", por lo que "los desplazados necesitan urgentemente alojamiento y productos básicos como sacos de dormir, sábanas y utensilios de cocina".

"La ciudad ha experimentado más de un millar de terremotos y temblores desde la erupción, la mayoría de ellos pequeños, pero algunos lo suficientemente fuertes como para derribar edificios", ha relatado, antes de agregar que "las casas de muchas personas fueron destruidas por el flujo de lava".

Asimismo, muchas personas han tenido que dejar la ciudad después de que las autoridades dieran orden de evacuar diez de los 18 barrios de Goma ante la amenaza de una nueva erupción y de la existencia de flujos de magma en el subsuelo de la ciudad y debajo del cercano lago Kivu.

Keegan ha hecho hincapié en que ACNUR está dando apoyo a las personas llegadas a Sake y está "evaluando las necesidades en otras zonas", en el marco de los esfuerzos internacionales para dar apoyo a los desplazados, si bien ha subrayado que "no es suficiente para cubrir todas las necesidades".

"Las valoraciones sobre el terreno muestran que el cobijo es la necesidad más urgente, así como el agua y la comida", ha destacado Keegan, quien ha resaltado que "como se ve muy a menudo en RDC, donde a causa del conflicto y los riesgos naturales, la gente está ayudando de forma generosa a los desplazados, compartiendo lo poco que tienen".

Así, ha hecho hincapié en que "hay una necesidad de atención psicosocial en las zonas de acogida (...) dado que muchas personas muestran signos de trauma". "Lo mismo será necesario en escuelas", ha dicho, antes de agregar que "cuando un retorno a Goma sea posible, la reconstrucción será un desafío".

Por otra parte, Keegan ha subrayado que ACNUR está "volviendo al trabajo" en las emergencias relacionadas con el conflicto en la provincia de Kivu Norte, incluida la respuesta a los recientes ataques por parte de la milicia Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF).

"Los desafíos en Kivu Norte ya eran enormes antes de esta última oleada de desplazamiento, ya que los conflictos y la violencia han desarraigado a más de dos millones de personas en la provincia, incluidas 450.000 este año", ha remachado.

MEDIO MILLÓN DE PERSONAS SIN AGUA

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha indicado además que más de medio millón de personas no tienen acceso a agua potable en Goma y ha resaltado que las necesidades básicas de la población no están cubiertas a causa de la situación.

"Nuestros equipos están respondiendo a la emergencia, pero no es suficiente. Resulta necesario que otras organizaciones humanitarias intervengan urgentemente para ayudar a cubrir las necesidades básicas de las personas desplazadas", ha dicho la coordinadora general de la ONG en RDC, Magali Roudaut.

"Es necesario abastecer urgentemente de agua potable a la población, porque el cólera es endémico en la zona y supone una gran amenaza para todas las personas que viven aquí, tanto para la población local como para quienes están viviendo en las comunidades de acogida", ha argumentado.

Así, ha incidido en que, diez días después de la erupción, "hay necesidades urgentes que siguen estar cubiertas", al tiempo que ha añadido que "es preciso hacer llegar alimentos, construir letrinas y refugios y distribuir mantas y bidones de agua".

"Exigimos el apoyo urgente de otras organizaciones humanitarias para ayudar a todas estas personas", ha dicho, antes de destacar que hay "un flujo constante de personas que salen de Goma" huyendo por temor a una posible erupción del volcán.

Por ello, MSF está trabajando para dar ayuda a los desplazados y evitar la propagación del cólera, tras detectarse más de una decena de casos en Sake, así como para dar atención médica en los centros de salud y hospitales que respalda la ONG.

RUANDA DESCARTA UNA EXPLOSIÓN DE GAS EN EL LAGO

En otro orden de cosas, las autoridades de Ruanda han descartado por el momento la posibilidad de una explosión de gas en el lago Kivu, uno de los temores persistentes durante los últimos días a causa de la supuesta infiltración de magma bajo el mismo.

Un equipo de la Autoridad de Gestión del Medio Ambiente de Ruanda (REMA) ha realizado un estudio en la zona y ha determinado que "no hay un riesgo inminente" y ha dicho que "el lago sigue estable, como siempre", según un comunicado publicado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha destacado que está trabajando con científicos internacionales y otras organizaciones ruandesas para supervisar la situación en el lago Kivu, situado en la frontera común, al tiempo que ha pedido a la población que "siga y considere la información oficial sobre la situación".

"El lago sigue estable y no se han detectado cambios durante el periodo de pruebas", ha dicho la REMA, que ha subrayado que la lava no fluyó hacia esta zona, por lo que se habrían evitado por el momento efectos sustanciales sobre la estabilidad del mismo.

"Los parámetros revelan que el medio ambiente permanece favorable para la vida acuática tras la erupción del Nyiragongo", ha destacado la REMA en su informe, en el que ha agregado que el estudio contempla además que los parámetros de calidad del aire están "en un rango aceptable".

Contador