Publicado 09/06/2021 18:10CET

AMP.- RDCongo.- Ascienden a más de diez los civiles muertos en el último ataque de las ADF en el noreste de RDC

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El balance de civiles asesinados en el nuevo ataque ejecutado el lunes por presuntos miembros del grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en el noreste de República Democrática del Congo (RDC) ha ascendido a más de diez, según un balance de la ONG Médicos Sin Fronteras.

Fuentes de seguridad han indicado que el ataque fue perpetrado contra las localidades de Boga y Kinyanjojo y se saldó con la muerte de ocho civiles y 22 supuestos miembros de las ADF, que han incrementado sus ataques durante los últimos meses. MSF, sin embargo, ha cifrado en doce fallecidos --entre ellos diez civiles-- el balance de víctimas solo en Boga.

El Ejército congoleño ha destacado además que las operaciones continúan en la zona, sacudida la semana pasada por la matanza de más de 50 civiles a manos de las ADF en las ciudades de Boga y Tchabi, según ha recogido la emisora congoleña Radio Okapi.

Durante el último ataque contra Boga fue además incendiado un hospital, tal y como ha indicado el portavoz del Ejército en la provincia de Ituri, Jules Ngongo, quien resaltó el martes que "la situación está bajo control de las Fuerzas Armadas".

MSF, que trabajaba en dicho centro médico, ha confirmado que éste ha quedado "completamente destruido". De él dependen más de 80.000 personas, por lo que previsiblemente la situación sanitaria de toda la zona se verá afectada por un acto que consideran injustificable.

"Todo se convirtió en humo en cuestión de horas, aunque hemos insistido incansablemente en lo vitales que son estas instalaciones", ha dicho el jefe de misión de la ONG en la RDC, Frédéric Lai Manantsoa, quien ha querido recordar que los hospitales gozan de especial protección bajo el Derecho Internacional, también en zonas de conflicto.

En este sentido, la organización cree que "mientras los diferentes grupos implicados en el conflicto no entiendan la necesidad vital de proteger la atención sanitaria en Ituri, los cooperantes y los trabajadores sanitarios se enfrentarán a un ciclo absurdo sin fin de construir constantemente instalaciones destinadas a ser destruidas de nuevo".

ESPIRAL DE INSEGURIDAD

El incremento de la inseguridad llevó en mayo al presidente de RDC, Félix Tshisekedi, a decretar el estado de sitio en las provincias de Ituri y Kivu Norte, que puso bajo mando del Ejército, con el objetivo de incrementar las operaciones contra los rebeldes en esta zona del país.

La milicia de las ADF, que mantiene supuestos lazos con el grupo yihadista Estado Islámico, actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona.

Las ADF están consideradas como uno de los grupos armados más peligrosos de los que operan en el país africano. La Oficina Humanitaria Conjunta de Naciones Unidas en RDC (UNJHRO) afirmó en febrero que alrededor de 850 civiles fueron asesinados en 2020 a manos de esta milicia en las provincias de Kivu Norte e Ituri.

Contador