Publicado 23/05/2021 19:46CET

AMP.- RDCongo.- La erupción del volcán Nyiragongo deja al menos cinco muertos en República Democrática del Congo

Archivo - Lago De Lava Del Volcán Nyiragongo
Archivo - Lago De Lava Del Volcán Nyiragongo - CEDIDA - Archivo

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos cinco personas han muerto durante las labores de evacuación del volcán Nyiragongo, en República Democrática del Congo, que sin embargo no ha llegado a alcanzar la ciudad de Goma, una de las más pobladas del este del país. Además, se cuentan por más de 25.000 los desplazados.

"La lava se ha detenido en Buhene, a las afueras de Goma. La ciudad se ha salvado", ha declarado el gobernador militar de la provincia de Kivu Norte, general Constant Ndima, en declaraciones recogidas por el portal de noticias congoleño Actualité.

Los cinco fallecimientos se han debido a un accidente de tráfico en la carretera de Sake, cuando la gente estaba evacuando la ciudad.

Aunque Goma no se ha visto afectada, la erupción ha causado serios daños materiales en las localidades circundantes, en especial en Buhene, donde varias casas han quedado arrasadas por la lava volcánica.

Más de 25.000 personas han cruzado la frontera hacia Ruanda, pero muchas de ellas estarían regresando ya, muchas veces para encontrarse con sus casas destruidas.

"Aún no sabemos cuántas viviendas se han visto afectadas por la erupción en el territorio de Nyiragongo, al norte de Goma", ha apuntado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que ha enviado ya un equipo a Sake, Buhene, Kibati y Kibumba para dar una primera respuesta.

UNICEF ha anunciado su intención de instalar puntos de agua clorada en Sake y sus alrededores para evitar la propagación del cólera y fortalecer la vigilancia epidemiológica. Además están levantando dos centros de tránsito para menores no acompañados en colaboración con las autoridades.

El volcán Nyiragongo, considerado uno de los volcanes activos más peligrosos del mundo, entró en erupción por última vez en 2002, cuando la lava destruyó amplias zonas de Goma. Unas 250 personas perdieron la vida, mientras que la erupción destruyó los hogares de otras 120.000 personas.

Contador