Publicado 20/08/2021 18:08CET

AMP.- Rusia/Alemania.- Merkel y Putin exhiben sus discrepancias en torno a Navalni tras su encuentro en Moscú

HANDOUT - 20 August 2021, Russia, Moscow: German Chancellor Angela Merkel (L) and Russian President Vladimir Putin speak during a press conference after their meeting at the Kremlin. Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the cre
HANDOUT - 20 August 2021, Russia, Moscow: German Chancellor Angela Merkel (L) and Russian President Vladimir Putin speak during a press conference after their meeting at the Kremlin. Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the cre - -/Kremlin/dpa

Merkel insiste en que "seguirá con atención" el caso mientras Putin dice que Navalni "cometió un delito

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, han exhibido este viernes sus discrepancias en torno al caso de Alexei Navalni tras su encuentro en Moscú, cuando se cumple un año del envenenamiento sufrido por el opositor.

Merkel ha exigido "una vez más" a Putin la liberación de Navalni, actualmente encarcelado en el país euroasiático, y ha insistido en que, desde el punto de vista de Berlín, "la condena a permanecer en una cárcel sobre la base de un veredicto anterior, que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha calificado de manifiestamente desproporcionado, es inaceptable".

Así, tal y como ha trasladado la mandataria en rueda de prensa tras el encuentro, ha insistido ante Putin en que Alemania "seguirá el caso con atención", ha recogido la agencia de noticias alemana DPA.

Por su parte, Putin ha defendido que Navalni fue condenado porque cometió "un delito penal" y no por su "actividad política". "No fue condenado por su actividad política, sino por las infracciones penales cometidas contra los socios extranjeros", ha indicado el mandatario en rueda de prensa, informa Sputnik.

Merkel ha pedido en repetidas ocasiones a Moscú que aclare el ataque que Navalni sufrió hace un año con el agente químico Novichok, del que el opositor responsabiliza personalmente a Putin. Mientras, la Justicia rusa ha prohibido sus organizaciones y el opositor se enfrenta ahora a una pena de prisión aún más larga por un nuevo cargo.

Por otra parte, durante la visita, Merkel ha llamado a continuar el diálogo con Rusia a pesar de las "enormes" tensiones políticas entre ambos países. "Me complace que podamos reunirnos una vez más, quizás como una visita de despedida, pero también como una visita de trabajo aquí en el Kremlin", ha dicho la jefa del Gobierno alemán, que dejará el cargo tras las elecciones generales de septiembre.

"Aunque hoy tengamos definitivamente profundas diferencias, estamos dialogando, y eso debe seguir ocurriendo y clasificando las relaciones entre ambos países", ha reiterado.

En este sentido, Putin ha comentado que los contactos --también telefónicos-- con la canciller siempre habían sido "intensos" y ha destacado que Alemania es un "importante" socio comercial de Rusia.

A su llegada a Moscú, Merkel depositó una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido ante el Kremlin, coincidiendo también con el 80 aniversario de la invasión nazi de la Unión Soviética.

A continuación, la canciller y el presidente de Rusia estrecharon manos ante las cámaras antes de un almuerzo de trabajo en el que discutirán de un amplio espectro de temas, desde la crisis en Afganistán hasta la política energética.

Nada más aterrizar, Merkel llamó al diálogo bilateral continuo a pesar de las importantes tensiones políticas.

"Me complace que podamos reunirnos una vez más, tal vez como visita de despedida, pero también como visita de trabajo aquí en el Kremlin", ha declarado la canciller, que abandonará el cargo tras las elecciones de septiembre en Alemania.

"Aunque está claro que entre nosotros hay profundas diferencias hoy en día, seguimos hablando entre nosotros. Este diálogo debe continuar y dar forma a las relaciones entre Alemania y Rusia", ha añadido.

La última visita de Merkel a Moscú data de enero de 2020. Ya entonces, las relaciones estaban tensas, entre otras razones por la supuesta implicación rusa en el asesinato de un ciudadano georgiano de origen checheno en un parque de Berlín en 2019 y en un ciberataque contra el Parlamento alemán en 2015.

Posteriormente, Alemania asumió la acogida a Navalni, avalando una serie de informes que confirmaban el envenenamiento sufrido por el opositor y asomaban de nuevo la sombra de la duda sobre la posible implicación del Kremlin en el ataque. Moscú, por su parte, negó toda responsabilidad y acusó a Berlín de ocultar información.

La de la capital rusa no será la única parada de la gira de Merkel, ya que a continuación viajará a Kiev. Las autoridades ucranianas ya habían avanzado que este mes la canciller de Alemania visitaría la antigua república soviética y se vería con el presidente, Volodimir Zelenski.