Publicado 14/08/2021 00:52CET

AMP.- Rusia.- Rusia expulsa a la corresponsal de la BBC en plena tensión política con Reino Unido

Personas con mascarilla en la Plaza Roja de Moscú
Personas con mascarilla en la Plaza Roja de Moscú - BAI XUEQI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

BBC condena esta decisión e insta a las autoridades rusas a "reconsiderar la expulsión"

MOSCÚ, 14 Ago. (DPA/EP) -

Las autoridades de Rusia no han renovado el visado a la corresponsal de la radiotelevisión pública británica, BBC, como represalia a la supuesta "persecución" de la que estarían siendo víctimas los periodistas rusos en Reino Unido, en plena escalada de tensiones políticas entre los dos países.

La decisión del regulador británico de no conceder permisos a la cadena pública rusa y otras medidas de "presión" percibidas por Moscú estarían detrás de esta decisión, que afecta a la continuidad del trabajo de la corresponsal Sarah Rainsford.

BBC ha condenado esta decisión y ha instado a las autoridades rusas a "reconsiderar la expulsión" de Rainsford. El director general de la BBC, Tim Davie, ha calificado la expulsión de "un ataque directo a la libertad de los medios de comunicación".

"Sarah es una periodista excepcional y valiente. Habla ruso con fluidez y ofrece informes independientes y en profundidad sobre Rusia (...) Instamos a las autoridades rusas a reconsiderar su decisión, mientras tanto, continuaremos informando los eventos en la región de manera independiente e imparcial", ha dicho Davie en un comunicado.

Asimismo, el Ministerio de Exteriores de Reino Unido ha tildado la medida como "otro paso injustificado de las autoridades rusas".

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, asegura que se ha explicado a la cadena "en detalle" los motivos del veto. Zajarova ha denunciado en Telegram un "abuso de visados" por parte de Londres, así como "persecución de periodistas rusos".

Rainsford, una de las dos corresponsales de la BBC en Moscú, deberá abandonar Rusia antes de que acabe el mes, lo que supone 'de facto' la primera expulsión de un periodista británico en una década. Recientemente, había preguntado al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, sí seguía siendo el líder legítimo de su país.