Publicado 21/10/2020 05:22CET

AMP.- Sahel.- España reitera su apoyo al Sahel y reclama la movilización urgente de recursos para ayuda humanitaria

AMP.- Sahel.- España reitera su apoyo al Sahel y reclama la movilización urgente
AMP.- Sahel.- España reitera su apoyo al Sahel y reclama la movilización urgente - WFP/SIMON PIERRE DIOUF - Archivo

Guterres llama a "revertir la espiral perversa" con un "renovado impulso para la paz y la reconciliación"

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau, ha reiterado este martes que la región del Sahel es prioridad estratégica en la acción exterior de España y ha reclamado la movilización urgente de recursos para ayudar humanitaria en la zona.

En nombre de la ministra Arancha González Laya, que se encuentra en Roma en el Foro de Diálogo Italia-España, Moreno Bay ha participado este martes en un evento humanitario de alto nivel sobre el Sahel organizado por Naciones Unidas, la Unión Europea y los gobiernos de Dinamarca y Alemania.

El objetivo de la mesa redonda ha sido coordinar la acción humanitaria y de desarrollo de los actores humanitarios y países de la región con vistas a asegurar una asistencia adecuada, una recuperación sostenible, una solución duradera al problema de las personas desplazadas y una coordinación civil-militar que garantice el acceso a la ayuda humanitaria.

Durante su intervención, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional ha indicado que España ha contribuido en los últimos años con más de 40 millones de euros a ayuda humanitaria en Mali, Burkina Faso y Níger y ha urgido a la movilización de recursos para solventar las necesidades de financiación humanitaria en la región, pues este año aún faltan por llegar más de la mitad de los fondos disponibles.

En la misma línea, ha afirmado que la región del Sahel es prioridad estratégica en la acción exterior de España, como prueban los recientes viajes de la titular de Exteriores a Níger y Chad, así como los previstos esta misma semana a Burkina Faso y Mali.

Igualmente, ha resaltado el deterioro de la educación en el Sahel central, con cuatro mil centros escolares cerrados debido a la violencia e inseguridad, siendo la educación un motor esencial de la cooperación al desarrollo para promover la igualdad de género, la participación femenina y la prevención de la violencia sexual.

Además, ha recordado que España ha sido el primer Estado miembro de la Unión Europea en activar el mecanismo de protección civil europeo para ayuda humanitaria de emergencia a Níger, en respuesta a las inundaciones sufridas por este país en septiembre, un envío que coincidió con la visita de la ministra a Níger hace dos semanas.

España asumió el pasado 24 de junio la presidencia por un año de la Alianza Sahel, una plataforma internacional de desarrollo que trabaja bajo el triple nexo humanitario/desarrollo/seguridad en los cinco países de la región --Mali, Burkina Faso, Níger, Chad y Mauritania--, sobre todo con poblaciones vulnerables y en áreas frágiles desprotegidas, como Malí, de cuya estabilidad depende mayormente la de toda la región y otros países vecinos.

El Sahel central está formado por tres países, Malí, Burkina Faso y Níger, que registran un récord de 13.4 millones de personas con necesidad de asistencia humanitaria, cinco más que hace un año. Se estima que hay alrededor de 1,6 millones de personas desplazadas, 300.000 refugiadas y más de 800.000 niños en situación de malnutrición aguda.

El impacto y consecuencias de la Covid-19 ha exacerbado aún más la crisis de seguridad, económica y humanitaria que desde hace años se vive en la región. Tan solo el año pasado, 81 trabajadores humanitarios fueron asesinados, secuestrados o heridos.

"REVERTIR LA ESPIRAL PERVERSA"

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha recordado en su comparecencia en este foro de alto nivel que "el mundo debe actuar ahora" para revertir la situación en la región del Sahel, donde la ayuda humanitaria está "en un punto de inflexión", ya que aunque "no es una solución para la violencia, salva vidas".

Para esto, ha remarcado la necesidad de un "renovado impulso para la paz y la reconciliación" que revierta "la perversa espiral" experimentada en la región, así como "inversiones en el desarrollo y las personas".

"El Sahel es un microcosmos de riesgos mundiales en cascada que convergen en una región, una señal de advertencia para todos nosotros que requiere atención urgente y resolución", ha apremiado.

Guterres ha abogado por soluciones a largo plazo, impulsadas por el desarrollo sostenible, la buena gobernanza y la igualdad de oportunidades para todos, especialmente los jóvenes. Aunque "no ocurrirá de la noche a la mañana", hay que evitar que esta crisis "se vuelva más mortal y costosa en el futuro. Debemos actuar, y actuar ahora", ha concluido.

Los conflictos, el cambio climático, una gobernanza deficiente y la desigualdad de género "frenan el enorme potencial del Sahel", ha lamentado el Coordinador de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia de la ONU, algo que se puede revertir con apoyo internacional, ha puntualizado.

La mesa redonda ministerial sobre la región del Sahel ha concluido con la promesa de 24 gobiernos y donantes institucionales de donar más de 1.700 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros) para aumentar la ayuda humanitaria en la región.