Publicado 08/12/2021 20:46CET

AMP.- El Salvador.- Estados Unidos sanciona a altos cargos de El Salvador por sus tratos con las pandillas

Archivo - Pintada contra Nayib Bukele en San Salvador, El Salvador
Archivo - Pintada contra Nayib Bukele en San Salvador, El Salvador - CAMILO FREEDMAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Bukele cuestiona a Washington y dice que los contactos con las pandillas son "una mentira obvia"

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha incluido este miércoles en su lista de sanciones al viceministro de Justicia de El Salvador, Osiris Luna Meza, y al director de Reconstrucción del Tejido Social de la Presidencia, Carlos Amílcar Marroquín Chica, por actos de corrupción vinculados, entre otras cosas, a los pactos sellados con las pandillas para reducir la delincuencia en el país centroamericano.

El Departamento del Tesoro norteamericano ha considerado probado que el Gobierno de Nayib Bukele negoció con organizaciones criminales como la Mara Salvatrucha para reducir la delincuencia. Luna y Marroquín promovieron reuniones secretas con los líderes de las pandillas en las que se avaló el acceso a las cárceles de miembros de la banda en busca de una "tregua secreta".

Las bandas recibieron incentivos económicos para reducir la criminalidad, una de las grandes prioridades de Bukele cuando llegó al poder, así como "privilegios" para los miembros que estaban presos y que van desde teléfonos móviles a prostitutas, informa el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Además, en el marco de estas negociaciones, las bandas pactaron respaldar al partido de Bukele, Nuevas Ideas, en las elecciones de 2020, en las que la formación gobernante obtuvo una clara victoria y se hizo con el control de la Asamblea Nacional. Según Washington, Luna también habría logrado apoyo para las medidas adoptadas por el Gobierno para contener la pandemia.

Luna y Meza habrían malversado millones de dólares de fondos del sistema penitenciario y creado empleos cuyas nóminas terminaban prácticamente en su totalidad en sus propios bolsillos. Al viceministro también se le acusa de desviar y revender productos destinados a la pandemia, en el marco de una trama en la que su madre, Alma Yanira Meza Olivares, que también ha sido sancionada este miércoles, habría hecho las veces de mediadora.

No es la primera vez que la Administración de Joe Biden pone en el punto de mira a funcionarios o autoridades de El Salvador y, de hecho, Bukele no está en la lista de invitados de la Cumbre por la Democracia convocada para esta semana por el Gobierno de Estados Unidos, a pesar de que hay más de un centenar de gobiernos en ella.

Bukele ha reaccionado a la imposición de sanciones y ha cuestionado los datos facilitados por Washington, incidiendo en que los supuestos contactos con las pandillas son "una mentira obvia".

"¿Móviles y prostitutas en las cárceles? ¿Dinero a las pandillas? ¿Cuándo pasó eso? ¿No revisaron ni la fecha? ¿Cómo pueden poner una mentira tan obvia sin que nadie se la cuestione?", se ha preguntado el mandatario salvadoreño a través de su cuenta en la red social Twitter. "Hay vídeos, sí, pero de sus amigos haciendo eso. No nosotros. Ya ni disimulan", ha zanjado.