Publicado 03/01/2021 01:40CET

AMP.- Siria.- Cuatro civiles muertos y 37 heridos en atentados en el norte de siria bajo control turco

Un miembro de las Unidades de Protección Popular (YPG) durante unos enfrentamientos con Turquía en el norte de Siria
Un miembro de las Unidades de Protección Popular (YPG) durante unos enfrentamientos con Turquía en el norte de Siria - Carol Guzy/ZUMA Wire/dpa - Archivo

Las fuerzas rusas denuncian 17 ataques de Al Nusra en el norte del país

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro civiles han muerto --incluidos dos menores-- y 37 más han resultado heridos en atentados perpetrados en las últimas horas en el norte de Siria bajo control militar turco.

Un primer atentado con coche bomba ha sido perpetrado en Ras al Ain (Serekaniye), una localidad fronteriza con Turquía. Han muerto dos menores de edad y cuatro civiles más han resultado heridos, según informa la agencia de noticias turca Anatolia.

El Ejército Nacional Sirio, una milicia aliada de Turquía, ha responsabilizado del ataque a las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas.

Un segundo coche bomba ha explosionado cerca de una panadería de la localidad de Jindires, en el cantón de Afrin, y ha matado a un civil y herido a ocho más.

En un tercer incidente un civil ha muerto y 25 más han resultado heridos por la explosión de una granada en el centro de Hasaka, en el noreste del país. Las autoridades de la zona han responsabilizado del ataque a las milicias Shabiha, leales al presidente sirio, Bashar al Assad.

Por su parte, el contralmirante Viacheslav Sítnik, uno de los jefes del centro ruso para la reconciliación de las partes beligerantes en Siria, ha denunciado 17 bombardeos en la zona de distensión de Idlib por parte del Frente al Nusra.

"En la zona de distensión de Idlib se registraron 17 ataques desde las posiciones del grupo terrorista Frente al Nusra, 10 de ellos se detectaron en la provincia de Idlib, uno en Latakia, cuatro en Hama y dos, en Alepo", dijo en una rueda de prensa recogida por la agencia rusa Sputnik.

El cantón de Afrin fue arrebatado por Turquía y sus aliados sirios a las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG) en marzo de 2018 como consecuencia de la Operación Rama de Olivo, una ofensiva lanzada por Turquía junto con efectivos del Ejército Libre Sirio (ELS).

Previamente, había lanzado en 2016 la operación Escudo del Éufrates contra las YPG con apoyo del ELS, una coalición de grupos rebeldes a la que Ankara respalda en el marco de la guerra en Siria. Asimismo, en 2019 lanzaron la Operación Manantial de Paz contra las YPG en el norte del país.

Las YPG son la columna vertebral de las Fuerzas Democrática Sirias (FDS), las fuerzas armadas de la autoproclamada República de Siria del Norte, que controla el noreste de Siria con el apoyo de Estados Unidos. Sin embargo, Turquía considera a las YPG una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y por tanto una organización terrorista.

Contador