Publicado 04/01/2021 09:29CET

AMP.- Siria.- Mueren nueve personas en un ataque achacado a Estado Islámico en el centro de Siria

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos nueve personas han muerto en un ataque perpetrado por presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico al paso de una caravana de camiones cisterna y tres autobuses de pasajeros la provincia de Hama, en el centro del país.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha detallado que el ataque fue ejecutado en la carretera que conecta la capital, Damasco, con la provincia de Raqqa, cerca del área de Uadi al Ozaib, antes de agregar que entre las víctimas hay siete soldados y una niña.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país, ha indicado que otras 16 personas han resultado heridas, incluidos cuatro civiles, y ha añadido que el balance de fallecidos podría aumentar debido a que varias de ellas se encuentran en estado grave.

Por su parte, las autoridades sirias han enviado refuerzos militares a la zona para lanzar una operación de búsqueda y garantizar la seguridad en la carretera, mientras que aviones de guerra rusos han llevado a cabo bombardeos contra objetivos de los yihadistas en este área.

"Justo a las 21.30 horas ha sido perpetrado un ataque contra una caravana de camiones cisterna y tres autobuses de pasajeros", ha explicado el gobernador de Hama, Mohamad Krishtati, según recoge la agencia de noticias rusa Sputnik.

El incidente tuvo lugar después de que cerca de 40 militares y milicianos progubernamentales murieran el 30 de diciembre en un ataque perpetrado por supuestos integrantes de Estado Islámico contra tres autobuses que trasladaban a soldados en la provincia de Deir Ezzor (este).

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) anunciaron el 23 de marzo de 2019 la toma de Baghuz y la caída del conocido como califato territorial de Estado Islámico, que ya no controla ninguna zona en Siria e Irak, donde fue derrotado en diciembre de 2017.

Sin embargo, el grupo ha incrementado sus ataques durante los últimos meses, especialmente en Deir Ezzor y el triángulo en las fronteras entre las provincias de Alepo, Hama y Raqqa, lo que ha provocado que el Ejército de Rusia haya aumentado igualmente sus bombardeos en apoyo a las tropas gubernamentales.