Publicado 28/05/2021 14:32CET

AMP.- Siria.- La principal coalición opositora rechaza la "despreciable farsa" de las presidenciales en Siria

La primera dama de Siria, Asma al Assad, vota junto al presidente, Bashar al Assad, en las elecciones presidenciales
La primera dama de Siria, Asma al Assad, vota junto al presidente, Bashar al Assad, en las elecciones presidenciales - -/SANA/dpa

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), la principal coalición opositora en el extranjero, ha expresado su rechazo a la "farsa" de las presidenciales celebradas el lunes, en las que el mandatario, Bashar al Assad, ha logrado la reelección con más del 95 por ciento de los votos.

"El pueblo sirio no reconoce esta despreciable farsa. Las acciones del régimen sólo aumentarán la determinación del pueblo a seguir con la revolución hasta que el criminal Al Assad rinda cuentas por sus crímenes, entre ellos los cometidos en Duma y Ghuta Oriental", ha dicho el presidente del organismo Nasr al Hariri.

Así, ha criticado que Al Assad acudiera a votar en Duma y ha resaltado que "como cualquier otro criminal, volvió a la escena de sus crímenes", donde "lanzó barriles bomba y armas químicas". "Envía un mensaje claro: la criminalidad es mi única naturaleza", ha sostenido a través de una serie mensajes en su cuenta en la red social Twitter.

Al Hariri ha criticado que el presidente "se hizo con el poder y lo ha mantenido a través del crimen", antes de agregar que el presidente sirio "envía el mensaje al mundo, que ha condenado sus horribles crímenes, de que no le importan la justicia internacional o las resoluciones de Naciones Unidas, como a cualquier otro criminal".

La CNFORS ha denunciado además en un comunicado irregularidades en las elecciones y ha resaltado que "cada vez que el régimen intenta lograr un éxito, lo que refleja es un aumento de su fealdad al exponerse nuevamente", antes de denunciar "la opresión, tiranía y coacción contra la población".

De esta forma, ha cargado además contra el hecho de que Al Assad acudiera a votar a Duma y ha explicado que "es un intento de causar daño a los miles de víctimas que cayeron en Ghuta Oriental por los disparos, bombas, barriles bomba y armas químicas del régimen, sin que la comunidad internacional moviera un dedo o asumiera su parte de responsabilidad".

"La tarea del pueblo sirio sigue siendo la revolución hasta que se logre justicia haciendo que el criminal y sus asesores rindan cuentas, así como llevar al país hacia una nueva Siria, una Siria que sea un Estado civil y democrático", ha remachado la CNFORS.

Por su parte, el opositor Hadi al Bahra, copresidente del comité constitucional de Siria, ha resaltado que "las elecciones se celebraron sin legitimidad". "Forzaron a los que están al cargo a falsificar y manipular sus resultados", ha manifestado en Twitter.

Así, ha cuestionado que la tasa de participación haya sido del 78,6 por ciento y ha pedido que las autoridades entreguen las listas de votantes, colegios electorales y papeletas a un comité internacional independiente. "Son unas elecciones ilegales", ha remachado.

"DESPRECIO A SIRIA"

Por su parte, el portavoz de la oposición, Yehia al Aridi, ha dicho que las elecciones "son un desprecio a Siria y su pueblo" y ha añadido que suponen un desafío a los esfuerzos para lograr una solución negociada, según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

La CNFORS ya había rechazo la validez de las elecciones antes de la votación e incidió en que "el régimen de Al Assad perdió la legitimidad al adoptar una solución militar ante la revolución popular".

La votación tuvo lugar tras más de diez años de guerra y la eliminación de las candidaturas opositoras, la mayoría de los cuales están en el exilio. Así, el presidente hizo frente únicamente a dos candidatos poco conocidos y con pocos apoyos en el país.

Por su parte, Al Assad ha agradecido "a todos los sirios por su alto patriotismo y su notable participación en este evento nacional", después de que se anunciara que había ganado, indicando que ha finalizado el proceso electoral pero "comienza la fase de trabajo", según recoge SANA.

Con este triunfo, que gran parte de la comunidad internacional ya anunció que no reconocería, Al Assad se mantiene como presidente de Siria desde el año 2000. Los resultados en esta ocasión son superiores a los obtenidos en 2014, cuando se impuso con el 88 por ciento de los sufragios.

Sin embargo, el Ministerio de Exteriores de Irán ha felicitado al Gobierno de Siria y a Al Assad por su victoria en las elecciones, que ha descrito como "exitosas" y marcadas por una "participación generalizada".

Así, ha resaltado a través de un comunicado en su página web que los comicios "son un paso importante para lograr la paz, la estabilidad, la tranquilidad, la reconstrucción y la prosperidad en Siria", antes de incidir en que Teherán "respeta la decisión del pueblo sirio, así como su derecho a la autodeterminación y el futuro del país sin interferencias extranjeras".

Contador