Publicado 26/04/2021 04:53CET

AMP.- Somalia.- Al menos 4 muertos durante intensos enfrentamientos entre facciones políticas y militares en Mogadiscio

Archivo - Soldados de Somalia
Archivo - Soldados de Somalia - XINHUA/FAISAL ISSE - Archivo

El primer ministro somalí se muestra "profundamente entristecido" por la violencia en la capital y apela al "diálogo"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro personas han muerto en los enfrentamientos registrados este domingo en la capital de Somalia, Mogadiscio, entre varias facciones políticas y en medio del avance de posibles militares amotinados contra el presidente somalí, Mohamed Abdullahi 'Farmajo', tras prolongar de manera artificial su mandato tras un aplazamiento electoral provocado por la gravísima crisis política y territorial que atraviesa el país.

Los enfrentamientos más graves, según ha explicado el portavoz policial, Ahmed Bashane, a la agencia DPA, han ocurrido entre fuerzas de seguridad, milicias y los guardaespaldas del candidato presidencial opositor Abdishakur Warsame, líder del partido Wadajir, que ha denunciado un ataque contra su domicilio en las últimas horas por fuerzas de 'Farmajo'.

El expresidente de Somalia Hasán Sheij Mohamud, otro gran opositor contra el actual mandatario, también ha denunciado que fuerzas del Gobierno han atacado su residencia en el norte de la capital y avisado que el presidente 'Farmajo' "será responsable de las consecuencias".

Mohamud, junto al antiguo señor de la guerra Musa Sudi Yalahow, ha convertido el norte de Mogadiscio en su bastión y cuenta a sus órdenes con una facción escindida del Ejército somalí, el llamado Sector 12 de abril.

Un tercer opositor, Abdirramán Abishakur, también ha denunciado un ataque contra su domicilio. Todos ellos son miembros de la Unión del Consejo de Candidatos Presidenciales, el grupo político de oposición que aglutina a los contendientes de 'Farmajo' en las elecciones aplazadas en febrero.

En un comunicado oficial, el ministro de Seguridad Interior de Somalia, Hasán Hundubey Jimale, ha rechazado categóricamente cualquier ataque del Ejército contra el expresidente Sheij Mohamud, y ha responsabilizado en su lugar a unas "milicias organizadas" que han intentado "causar el pánico en Mogadiscio" en varios intentos "desbaratados por el Ejército".

Por su parte, tras los incidentes registrados en la capital, el primer ministro somalí, Mohamed Hussein Roble, se ha mostrado "profundamente entristecido" por la "tragedia que ha perturbado la seguridad" en Mogadiscio, ha expresado a través de su cuenta de Twitter, en la que ha publicado un vídeo.

Asimismo, ha apelado al "diálogo" que es "la mejor solución que se nos abre, un proceso que he iniciado y espero que tenga éxito". "Trabajemos juntos por la paz y la estabilidad en nuestro país", ha instado el primer ministro.

PRESENCIA MILITAR

La tensión en Somalia ha alcanzado un punto álgido en las últimas horas después de que el Ejército somalí apostara un contingente en las principales rutas de acceso al Palacio Presidencial a la espera de identificar por completo a lo que parece tratarse de una combinación de militares desencantados, procedentes de la región de Medio Shabelle, y algunas milicias minoritarias.

Hace cuatro días, el portal de información somalí Goobjoog informó de la presencia de una milicia en el norte de Mogadiscio liderada por un antiguo alto responsable de la Agencia de Seguridad e Inteligencia del país, el general Abdirramán Tuyare, y el excomandante del Ejército somalí general Mohamud Koronto, cuyas fuerzas se habrían hecho con la zona de Karaan.

En declaraciones al mencionado portal, el general Turyare acusó al actual gobierno de "maltratar a figuras de oposición y a antiguos presidentes del país", entre ellos el propio Sheij Mohamud.

Las fuentes de Garowe On Line también implican entre los posibles amotinados al comandante Saney Abdulé, también declarado en contra de la ampliación del mandato de 'Farmajo', aprobado por el Parlamento y aceptado por el presidente entre durísimas críticas de la oposición, que describen la decisión como anticonstitucional.

Contador