Publicado 16/04/2021 09:08CET

AMP.- Sudán del Sur.- EEUU anuncia casi 80 millones de euros para apoyar la respuesta humanitaria en Sudán del Sur

Archivo - Una mujer en un campamento de refugiados de Sudán del Sur en 2012
Archivo - Una mujer en un campamento de refugiados de Sudán del Sur en 2012 - PAULA BRONSTEIN/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha informado este jueves DE que el país destinará más de 95 millones de dólares (casi 80 millones de euros) para apoyar la respuesta a la emergencia humanitaria en Sudán del Sur, así como a las comunidades de acogida de refugiados en países vecinos.

Esta financiación, detalla el comunicado emitido, brindará "protección crítica, oportunidades económicas, refugio, atención médica esencial, asistencia alimentaria de emergencia, agua potable, saneamiento e higiene a algunos de los casi cuatro millones de refugiados y desplazados internos de Sudán del Sur".

Pero no solo irá destinada a paliar la crisis humanitaria que acaece al país, sino que también servirá para apoyar a los refugiados y comunidades de acogida en Uganda, Sudán, Etiopía, Kenia y la República Democrática del Congo.

Del monto total, casi 53 millones de dólares (unos 44 millones de euros) se proporcionarán a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y otros casi 43 millones (casi 36 millones de euros) del Departamento de Estado.

"Las inundaciones, la violencia política y la falta de gobernanza efectiva en los últimos años han arruinado los medios de vida, desplazado a más sursudaneses y aumentado la inseguridad alimentaria, incrementando la probabilidad de condiciones de hambruna en algunas partes del país", ha alertado Estados Unidos.

A esto se le suma la pandemia de la COVID-19 y los enfrentamientos intercomunitarios registrados durante los últimos meses, un fenómeno al alza, especialmente en la zona central del país africano, que han agravado "aún más esta terrible situación".

Según las cifras proporcionadas por el Departamento de Estado, Estados Unidos es "el mayor donante de ayuda humanitaria para los esfuerzos de respuesta regional de Sudán del Sur", algo en lo que siguen comprometidos, ya que "la urgente necesidad humanitaria exige un apoyo sostenido y coordinado de los donantes"

Frente a esta situación, ha hecho un llamamiento a los donantes y al Gobierno de Sudán del Sur para que trabajen con Naciones Unidas y la comunidad internacional para "apoyar la respuesta humanitaria en Sudán del Sur".

Aunque "la asistencia humanitaria no resolverá el conflicto", es "vital para mantener con vida a los civiles", en un contexto en el que "la voluntad política y las soluciones políticas son la única forma de poner fin al sufrimiento del pueblo de Sudán del Sur".

En respuesta, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha aplaudido la decisión de Estados Unidos y ha indicado que la financiación a sus actividades en el país asciende a 345 millones de dólares (cerca de 288 millones de euros) a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

El organismo ha recordado que la última Clasificación Integrada sobre Seguridad Alimentaria apunta a que se espera que 7,24 millones de personas harán frente a hambruna grave en el país durante la temporada de escasez en julio, mientras que 1,4 millones de niños estarán gravemente desnutridos.

Así, ha manifestado que "inundaciones sin precedentes, el impacto de la COVID-19 sobre la vida de las personas más pobres y el recrudecimiento del conflicto durante los últimos dos años han supuesto un coste para el país más joven del mundo".

"ENORMES" NECESIDADES Y "ESCASA" FINANCIACIÓN

"Esta financiación de nuestro mayor donante, la USAID, llega en un momento crítico, en el que la financiación es escasa y las necesidades son enormes", ha valorado el director del PMA en Sudán del Sur, Matthew Hollingworth, según un comunicado publicado por el organismo.

"El PMA depende de una financiación predecible, que nos permite planificar por adelantado para evitar el tipo de condiciones alarmanetes que preceden a la hambruna cubriendo las principales necesidades de las comunidades en mayor inseguridad alimentaria", ha argumentado.

De esta forma, Hollingworth ha hecho hincapié en que "estos fondos ayudarán también al PMA a preposicionar alimentos para la temporada de escasez, cuando el acceso humanitario hace frente a más desafíos". En la temporada de lluvias, entre mayo y noviembre, más de la mitad de las carreteras quedan inaccesibles e imposibilitan el tráfico rodado.

Por último, ha insistido en que la falta de financiación sigue siendo una realidad en Sudán del Sur y ha recordado que tuvo que recortar las raciones de alimentos en abril, lo que afectó a 700.000 refugiados y desplazados internos. Las raciones pasaron de ser del 70 por ciento al 50 por ciento.

El PMA ha detallado que para los próximos seis meses necesita 125 millones de dólares (alrededor de 104 millones de euros) para dar asistencia alimentaria en cantidad suficiente a las personas afectadas por la crisis, incluido el incremento de las raciones a los refugiados y los desplazados internos.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero de 2020, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

Contador