Publicado 20/10/2020 20:34CET

AMP.- Tailandia.-Un tribunal suspende la emisión de una cadena crítica con el Gobierno por la cobertura de las protestas

Amnistía Internacional califica la decisión de "táctica terrible de intimidación"

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Tailandia ha ordenado este martes que se suspenda la emisión de la cadena Voice TV, una televisión online crítica con el Gobierno, por la cobertura de las protestas que han tenido lugar en el país durante la última semana.

Según ha recogido la propia cadena, el subsecretario permanente del Ministerio de Economía y Sociedad Digitales (DES), Phuchphong Nodthaisong, ha explicado que Voice TV ha sido acusada, además, de vulnerar la Ley Delitos Cibernéticos por difundir a través de su web "información falsa".

Tal y como ha aseverado Phuchphong, las órdenes judiciales serán enviadas lo antes posible a los propietarios de la plataforma, de la que son dueños, en parte, los Shinawatra, la familia del ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

Tailandia ha suscitado críticas por parte de grupos defensores de los Derechos Humanos por prohibir las protestas acogiéndose a un estado de emergencia que las voces críticas ven innecesario. Diversas organizaciones han alertado de que el Gobierno está tratando de prohibir publicaciones que dañen la imagen del Ejecutivo mientras buscan el fin de las manifestaciones contra el primer ministro, el general Prayuth Chan Ocha.

La cadena ha asegurado, no obstante, que seguirá emitiendo hasta que llegue la orden judicial correspondiente. "Durante los últimos once años, Voice TV ha sido un medio democrático. Siempre informa con transparencia y responsabilidad de los hechos ocurridos. Confirmamos que brindamos información valiosa y útil a la sociedad", ha indicado Voice TV, que ha solicitado "que se ejerza el poder y la responsabilidad social de manera justa".

Por su parte, las autoridades han detallado que otros tres medios de comunicación están siendo investigados por delitos similares. El diario 'The Bangkok Post' ha señalado que las informaciones preliminares confirmadas por la Policía sostienen que el Gobierno está tratando de bloquear el acceso a los portales Prachatai, The Reporters y The Standard, entre otros.

Miles de personas han salido a la calle durante los últimos días en Bangkok para protestar contra el Gobierno a pesar de que las reuniones y aglomeraciones están prohibidas y del temor a que las protestas sean brutalmente sofocadas.

Los manifestantes han roto un tabú que se mantenía desde hace décadas, con las críticas a la monarquía en un país en el que la Ley de Lesa Majestad impone penas de cárcel por ofensas a la Casa Real.

Los manifestantes exigen la dimisión del Gobierno liderado por el general Prayuth y la reforma de la Constitución, redactada por la junta militar que lideró el país desde el golpe de Estado y que garantiza que son las Fuerzas Armadas las que tienen la última palabra a la hora de nombrar gobierno. Gracias a la reforma de la Carta Magna, el general Prayuth se hizo con el cargo de primer ministro a pesar de que su partido no ganó en escaños las elecciones legislativas.

AMNISTÍA ALERTA DE UNA "TÁCTICA TERRIBLE PARA INTIMIDAR"

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha criticado la decisión de la Justicia tailandesa y ha calificado el movimiento de ser una "táctica terrible para intimidar a los disidentes y acabar con las protestas".

En un comunicado, el subdirector regional de Campañas de la organización, Ming Yu Hah, ha respaldado la labor de Voice TV y ha insistido en que la cadena se encontraba "realizando sus funciones de forma pacífica en todo el país". "Como los cargos presentados contra los líderes de las protestas, esta táctica es un claro ejemplo de cómo las autoridades acosan a la gente para que permanezca en silencio", ha afirmado.

Así, ha lamentado que el "acoso a los medios comunicación es tan solo una faceta más del asalto de las autoridades tailandesas a los canales de comunicación, así como las amenazas para bloquear Telegram y el uso de la Ley de Delitos Cibernéticos contra personas que lo único que hacen es compartir información online".

En este sentido, ha asegurado que el Gobierno debe "respetar y proteger el derecho a la libertad de expresión y de asamblea, además de a la libertad de prensa" y ha añadido que "deben dejar que la gente transmita sus propias opiniones, ya sea en las calles o en las redes sociales".

"Pedimos de nuevo a las autoridades que pongan en libertad de forma inmediata a los manifestantes que han sido detenidos. Las autoridades deben retirar todos los cargos presentados en su contra y garantizar que tienen acceso a un abogado", recoge el texto.

Además, AI ha pedido a Bangkok que retire la prohibición que pesa ahora sobre la cadena de televisión y "permita operar a los medios de comunicación independientes sin ningún tipo de intimidación, acoso o miedo de por medio".