Publicado 14/12/2020 20:22CET

AMP.- Turquía.- EEUU impone sanciones a Turquía por su compra del sistema del sistema de defensa antiaérea S-400 a Rusia

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan - -/Turkish Presidency/dpa - Archivo

Turquía critica a Washington y dice que su argumento sobre un posible daño a la OTAN "carece de base técnica"

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este lunes la imposición de sanciones contra Turquía por la compra por parte de Ankara del sistema de defensa antiaérea S-400 a Rusia, que ha desencadenado críticas por parte de Washington y la OTAN.

"A pesar de nuestras advertencias, Turquía ha procedido a la compra y a realizar pruebas con el sistema S-400 de Rusia", ha dicho el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien ha recalcado que Washington "no tolerará transacciones significativas con el sector de defensa de Rusia".

Así, ha manifestado que las sanciones, que afectan a la Presidencia de Industrias de Defensa (SSB), "demuestran que Estados Unidos aplicará en su totalidad la CAATSA", en referencia a la Ley para Contrarrestar a Adversarios a Través de Sanciones.

Pompeo ha manifestado que las sanciones incluyen "una prohibición de todas las licencias y autorizaciones de exportación a la SSB y la congelación de los bienes y la restricción del visado de Ismail Demir, presidente de la SSB, y otros oficiales de la SSB", según un comunicado publicado por el Departamento de Estado a través de su página web.

"Estados Unidos ha dejado claro a Turquía al más alto nivel y en numerosas ocasiones que su compra del sistema S-400 pondría en peligro la seguridad de la tecnología y el personal militar estadounidense y entregaría fondos sustanciales al sector de defensa ruso, así como acceso a Rusia a la industria de Fuerzas Armadas y defensa de Turquía", ha señalado.

Por ello, ha criticado que "Turquía ha decidido pese a ello avanzar con la compra y las pruebas del S-400, a pesar de la disponibilidad de sistemas alternativos e interoperativos con la OTAN para satisfacer sus requisitos a nivel defensivo".

Pompeo ha recordado que la compra de este sistema ya provocó en 2019 que Turquía fuera suspendida del programa del F-35 desarrollado por la OTAN argumentando que no puede coexistir con una plataforma rusa de recopilación de información de Inteligencia dado que sería utilizada para aprender sobre sus capacidades avanzadas.

Por último, ha reclamado a Turquía "que resuelva inmediatamente el problema del S-400 en coordinación con Estados Unidos". "Turquía es un socio valioso y un socio regional de seguridad importante para Estados Unidos y buscamos continuar nuestra productiva cooperación a nivel del sector de defensa, que data desde hace décadas, eliminando cuanto antes el obstáculo de la posesión del S-400 por parte de Turquía".

En respuesta, el Ministerio de Exteriores turco ha condenado en un comunicado la decisión de Washington de imponer "sanciones unilaterales" y ha sostenido que "las afirmaciones de Estados Unidos de que el S-400 creará una debilidad en los sistemas de la OTAN carece de base técnica".

"Las condiciones que llevaron a Turquía a comprar el sistema S-400 son bien conocidas. El propio presidente (estadounidense, Donald) Trump ha admitido en muchas ocasiones que la compra estuvo justificada", ha señalado en el documento, publicado a través de su página web.

PIDE A EEUU QUE "RECTIFIQUE ESTE GRAVE ERROR"

Así, ha recordado que Ankara "ha ofrecido a la OTAN que participe en el establecimiento de un grupo de trabajo técnico" para abordar la situación "de forma objetiva, realista y sin sesgo político" y ha lamentado que Estados Unidos "rechace aceptar la propuesta para resolver el problema a través del diálogo y la diplomacia, de una forma que beneficie a ambos aliados".

El Ministerio ha destacado que Ankara "adoptará los pasos necesarios contra esta decisión" y ha agregado que "afectará negativamente" a las relaciones bilaterales. "Turquía no evitará adoptar las medidas que considere necesarias para garantizar su seguridad nacional", motivo por el que ha reclamado a Washington que "reconsidere estas sanciones injustas".

Por ello, ha "invitado" a Estados Unidos a "rectificar este grave error lo antes posible" y ha mostrado la disposición del Gobierno turco a "gestionar la situación a través del diálogo y la diplomacia, con el espíritu de la alianza".

Las autoridades turcas compraron el sistema antiaéreo S-400 el año pasado y el 17 de octubre llevaron a cabo su primera prueba con los misiles tierra-aire de este sistema. El S-400 es considerado uno de los mejores sistemas defensivos de su tipo con capacidad para disparar a objetivos aéreos a 400 kilómetros de distancia.

Estados Unidos y Turquía han protagonizado varios encontronazos en los últimos años, en parte por la detención de varios estadounidenses en el país y la negativa de Washington de detener y extraditar al clérigo Fetulá Gulen, que vive en Pensilvania y al que acusa del intento de golpe de Estado de 2016.

Asimismo, Washington se ha mostrado crítico con las actividades de exploración de Turquía en el Mediterráneo oriental, que han provocado tensiones con Grecia, que ha recibido el apoyo de la Unión Europea (UE).