Publicado 04/04/2021 18:42CET

AMP. Turquía.- La Fiscalía turca investiga a más de cien militares retirados por criticar en público sus políticas

Archivo - Recep Tayyip Erdogan
Archivo - Recep Tayyip Erdogan - PRESIDENCIA DE TURQUÍA - Archivo

Erdogan presidirá el lunes una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para concretar una respuesta

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General de Turquía ha iniciado una investigación contra más de un centenar de almirantes de Marina retirados que en las últimas horas han firmado una carta abierta donde critican la posible retirada del país de un tratado que regula el paso entre el mar Negro y el Mediterráneo, y encumbran al Ejército como garante de una Constitución que define al país como un Estado secular.

A tal punto ha llegado la polémica que Erdogan ha convocado para este lunes una reunión extraordinaria de su Consejo de Ministros con el objetivo de evaluar una respuesta contra el grupo de almirantes retirados.

Concretamente, los militares piden que el país siga formando parte del llamado Tratado de Montreux, un acuerdo histórico de 1936 por el que Turquía recuperaba su soberanía sobre el Bósforo, el mar interior de Marmara y el estrecho de los Dardanelos -- que el Imperio Otomano perdió durante la I Guerra Mundial --.

Este acuerdo, que garantizaba a los buques comerciales el paso libre, entra en conflicto con un ambicioso proyecto de infraestructuras abanderado por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan: el canal de Estambul, conocido como una vía alternativa al Bósforo.

Los almirantes, en este sentido, han expresado su preocupación ante posible retirada del tratado, como se ha especulado estos últimos días, en particular ante la salida de Turquía de otro convenio, éste de marcado carácter europeo, como es el de la protección de las mujeres del Consejo de Europa.

El responsable de estas especulaciones era el presidente del Parlamento turco, Mustafá Sentop, quien aseguró que Erdogan tenía la competencia para retirarse del tratado si así lo deseaba, aunque luego apostilló que esa declaración pretendía ejemplificar simplemente las amplias competencias de las que ahora disfruta el presidente, capacitado presuntamente para abandonar pactos internacionales -- como el de la protección de las mujeres -- sin pedir permiso al Parlamento.

"El estrecho de Turquía es una de las vías fluviales más importantes del mundo y se ha regido por tratados multinacionales a lo largo de la historia. El tratado de Montreux protege los derechos de Turquía de la mejor manera posible", explican los almirantes retirados en la misiva, recogida por la cadena de televisión Veryasin.

Los firmantes aprovechan para reivindicar al Ejército como defensor de los principios constitucionales, a sabiendas de que la Carta Magna establece a Turquía como un estado secular, frente a la orientación marcadamente religiosa que Erdogan está introduciendo en aspectos de la vida cotidiana del país.

Así las cosas, la Fiscalía General ha lanzado una investigación tanto contra los firmantes como contra cualquier posible instigador de estas opiniones, según ha hecho saber el director de comunicación del Gobierno, Fahrettin Altun, en su cuenta de Twitter, "para identificar a quienes prepararon la escandalosa declaración".

Ha sido el propio Altun quien ha anunciado poco después que el Consejo de Ministros se reunirá en torno a las 15.00 (hora local) del lunes, seguido de una reunión del comité central del partido de Erdogan, Justicia y Desarrollo, tres horas después.

El portavoz de Presidencia, Ibrahim Kalil, ha ido más lejos y asegurado, también en Twitter, que esta carta recuerda a un lenguaje de golpe de Estado. "La declaración de un grupo de militares, evocando períodos golpistas, solo les ha vuelto ridículos y miserables", ha declarado.

Contador