Publicado 28/10/2020 11:06CET

AMP.- Turquia/Francia.- La Fiscalía turca abre una investigación contra 'Charlie Hebdo' por insultar a Erdogan

La oficina de Erdogan avisa de que adoptará "las medidas jurídicas y diplomáticas necesarias" para poner fin a la "hostilidad"

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Turquía ha anunciado la apertura de una investigación contra la revista satírica francesa 'Charlie Hebdo' por entender que pudo haber violado el Código Penal turco con su última portada, en la que aparece caricaturizado el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Los insultos al presidente son ilegales en Turquía y el Ministerio Público ha decidido abrir de oficio una investigación al respecto, según informa la agencia de noticias oficial Anatolia.

El aviso de la Fiscalía ha coincidido con un comunicado de la Presidencia turca en francés en el que también anticipa que se adoptarán "las medidas jurídicas y diplomáticas necesarias", entendiendo que se trata de "una caricatura abyecta" que evidencia "la hostilidad contra los turcos y el islam".

"Instamos a todos los países, especialmente a Francia, y a todos los dirigentes a tomar acciones responsables y justas contra las provocaciones observadas desde hace algunas semanas", ha reclamado la oficina de Erdogan, en cuya opinión la portada de 'Charlie Hebdo' no es sino un paso más para "aumentar las tensiones"

La revista en cuestión, a la venta desde este miércoles, muestra supuestamente a Erdogan en un sillón levantando la vestimenta tradicional árabe a una mujer que sostiene dos copas en una bandeja. Junto al dibujo, puede leerse "Erdogan en privado es muy divertido", mientras que el hombre, que luce un gran bigote, dice: "¡Oh! ¡El profeta!".

"UN ENTORNO CULTURAL XENÓFOBO", SEGÚN ANKARA

El portavoz de la Presidencia turca, Fahrettin Altun, ha señalado que la portada es un esfuerzo "repugnante" de la publicación "para difundir su racismo y odio cultural", antes de manifestar que los dibujos "carecen de cualquier sentido real de la decencia humana".

"Es claramente el producto de un entorno cultural xenófobo, islamófobo e intolerante que el liderazgo francés parece querer para su país", ha afeado Altun en una serie de mensajes publicados en su cuenta de la red social Twitter.

En este contexto, ha recordado que Turquía "ha dejado claro" que se opone "a cualquier acto de violencia contra civiles y a cualquier acto de terrorismo en nombre del islam", aunque el país "no se quedará callado" ante "los repugnantes ataques a nuestra cultura y religión, sin importar de dónde vengan", ha advertido.

"Una vez más, las incitaciones racistas, xenófobas, islamófobas y antisemitas no podrán incitarnos a corresponder de la misma forma", ha agregado, negando que Turquía vaya a "doblegarse" ante "intimidación y provocaciones" basadas en una "percepción de victimización".

"Este tipo de ataques irresponsables y sin sentido a nuestra cultura sólo generarán racismo y discriminación", ha reiterado, antes de hacer un llamamiento a "todos los amigos europeos sensatos" para "luchar contra este tipo de racismo cultural primitivo, esterilidad intelectual y discurso incivilizado".

Altun también ha defendido la figura de Erdogan como el líder "más humanitario de los últimos tiempos" a la hora de acoger a "millones de refugiados" de todo el mundo. "Aquellos que no han movido un dedo para ayudar a las mujeres, los niños y los discapacitados ahora apuntan a nuestro líder con su obscenidad", ha criticado.

TENSIONES

La tensión entre Francia y Turquía es máxima debido a la publicación de caricaturas de Mahoma y a las declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, que prometió no "renunciar a la publicación" de estos dibujos, tras la decapitación de un profesor que las mostró durante una clase.

Durante la jornada del viernes, las caricaturas fueron proyectadas en varios edificios públicos, desencadenando una oleada de críticas por parte de los países de mayoría musulmana y el llamamiento a un boicot a los bienes franceses en respuesta a las declaraciones de Macron.

Erdogan se sumó el lunes al llamamiento al boicot de los productos franceses, citando una "hostilidad contra el islam", después de cuestionar la "salud mental" de Macron. "La hostilidad con el islam se ha convertido en política en algunos países europeos, apoyada a los más altos niveles", criticó.

El asesinato de Samuel Paty ha conmocionado a Francia, donde más de 250 personas han muerto en ataques perpetrados por islamistas extremistas durante los últimos años. Entre los fallecidos hay que contar a 12 personas que trabajaban en 'Charlie Hebdo', que murieron en un atentado perpetrado en enero de 2015 en las oficinas del semanario.