Publicado 30/11/2020 15:04CET

AMP.- UE.- Los líderes de la UE definirán en diciembre las prioridades en la relación con EEUU

La UE prepara una cumbre en primavera con Biden que se haga coincidir con otra de líderes de la OTAN

BRUSELAS, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea tratarán en la cumbre de diciembre la relación transatlántica tras la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, en un debate en el que se pondrán sobre la mesa las principales prioridades europeas en la nueva era que se abre con Washington.

Según ha indicado un alto cargo europeo, los líderes mantendrán en la cita del 10 y 11 de diciembre un "debate estratégico" sobre la cooperación con la nueva administración norteamericana. La idea es definir los pilares de la nueva relación, especialmente centrada en combatir conjuntamente la pandemia de coronavirus y trabajar para la recuperación económica tras la crisis originada por el virus.

Del mismo modo, reforzar la acción medioambiental e implicar a Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático será otra de las prioridades en la agenda europea, así como revitalizar el sistema multilateral y los valores compartidos. También la promoción de la paz y la seguridad se presenta como un punto clave para la UE, con decisiones como el repliegue de las tropas americanas de Afganistán como telón de fondo.

Estos puntos aparecen en un documento de trabajo preparado por el gabinete del presidente del Consejo, Charles Michel, que ya discuten los países del bloque a nivel de embajadores, con la vista puesta en cerrar unas conclusiones para el próximo Consejo de Asuntos Exteriores de dentro de una semana y el Consejo Europeo, que reunirá a los líderes de la UE tan solo unos días después.

Para cerrar filas en todos estos temas, Michel mantendrá contactos con los socios europeos durante esta semana. Por el momento, las fuentes consultadas indican que el documento ha sido acogido de manera positiva por los estados miembros, que lo ven como una guía para el debate a nivel de líderes.

Existe un amplio acuerdo sobre la validez de los pilares que identifica el Consejo para encaminar la relación con Estados Unidos y también sobre considerar estos puntos como base para el trabajo que se haga desde las instituciones comunitarias, señalan las fuentes consultadas.

De esta manera, los Veintisiete coinciden en la necesidad de revitalizar el vínculo transatlántico con Washington, a la vez que recalcan que la UE debe desarrollar su agenda para lograr ser más fuerte y autónoma en el escenario internacional.

En paralelo, la Comisión Europea ha dado a conocer este lunes que también trabaja en otro documento sobre la relación con Estados Unidos. Preguntado por el contenido de su propuesta un portavoz ha evitado comentarlo, aunque la alianza entre Bruselas y Washington frente a China se vislumbra como un eje clave para el futuro de la relación transatlántica. Una fuente conocedora de los dos documentos asegura que China aparece mencionada en ambos.

VISITA DE BIDEN A BRUSELAS

Tras ser reconocido como presidente electo, Michel invitó a Biden a tomar parte de una cumbre virtual con los líderes de la UE. Ahora ha recibido apoyo a su propuesta de organizar una cumbre especial entre los Veintisiete y Estados Unidos en 2021 en formato físico, cuando lo permitan las condiciones por la pandemia.

El equipo de Michel mantiene contactos con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para hacer coincidir la visita de Biden con una cumbre de líderes de la organización militar. El propio Stoltenberg ha confirmado este lunes en rueda de prensa la intención de celebrar dicho evento en la primavera de 2021, aunque no ha concretado una fecha.

Desde el marco de la OTAN, el político noruego ha hablado también de fortalecer el lazo con Estados Unidos a la vista de que el auge de China y su avances económicos, militares y tecnológicos suponen un reequilibrio de fuerzas a nivel mundial. "Mi mensaje para Estados Unidos es que si están preocupados por el tamaño de China entonces es aun mas importante tener cerca a los aliados de la OTAN", ha indicado.

"China no es nuestro adversario. Su crecimiento supone muchas oportunidades para comercio y cooperación en temas como el control de armas y la lucha climática", ha explicado el jefe político de la OTAN, para avisar, sin embargo, de que su auge representa también desafíos de seguridad y defensa.

"No respeta nuestros valores y no respeta los derechos fundamentales. Debemos abordar esto de forma conjunta en la OTAN", ha expuesto Stoltenberg.