Publicado 29/05/2024 16:00

AMP.-UE.-Registran oficinas de un asistente en la Eurocámara por ayudar a la injerencia rusa de cara a europeas de junio

BRUSELAS, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades belgas han informado de nuevos registros este miércoles en el domicilio de un colaborador europarlamentario y en oficinas en las sedes del Parlamento Europeo en Bruselas y Estrasburgo, como parte de una investigación iniciada en abril por presunta injerencia rusa y corrupción con el objetivo de influir en las elecciones europeas del próximo junio.

La Fiscalía federal belga ha detallado que parte de las pesquisas han tenido lugar en el domicilio que un "colaborador" del Parlamento Europeo tiene en el distrito bruselense de Schaerbeek. En su comunicado, la Fiscalía no da más detalles de la identidad del asistente investigado salvo que jugó un "papel importante" para que la trama se acercara a miembros de la Eurocámara.

Sin embargo, fuentes de la investigación citadas por diversos medios locales identifican al sospechoso como Guillaume Pradoura, un asistente del eurodiputado Marcel de Graaff, del partido euroescéptico neerlandés Foro para la Democracia (FvD).

En el pasado, Pradour trabajó también para eurodiputados de la ultraderecha francesa y alemana, incluido Maximilian Krah, que retiró su candidatura como cabeza de lista de AfD la semana pasada tras cuestionar que todos los agentes de la SS fueran criminales.

De Graaff ha salido al paso con un mensaje en redes sociales para desmarcarse de la investigación, asegurar que no estaba al tanto de los registros y negar que haya participado en ninguna campaña de desinformación patrocinada por Moscú.

Además del domicilio del asistente, también ha habido registros en las oficinas que ocupa en la sede de la Eurocámara en Bruselas por orden del juez que instruye la causa que investiga una presunta trama para acercarse y comprar a miembros del Parlamento Europeo para que difundieran contenidos de la web 'Voice of Europe', un sitio web de extrema derecha y propaganda rusa sancionada desde mayo por la Unión Europea.

En el marco de la misma investigación, y en colaboración con Eurojust y las autoridades judiciales francesas, se ha llevado a cabo otro registro en el despacho del asistente en la sede de la institución europarlamentaria en Estrasburgo.

El expediente abierto en abril abarca sospechas de injerencia, corrupción pasiva y pertenencia a organización criminal, según recuerda en el comunicado la Fiscalía belga, que precisa que hay pruebas de que la trama se acercó a miembros del Parlamento Europeo para "pagarles por promover la propaganda rusa a través de 'Voice of Europe' y que, para ello, el colaborador ahora investigado desempeñó un "papel importante".

Fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press confirman el acceso de las autoridades a una oficina en el Parlamento europeo en el marco de la "plena cooperación" que la institución ofrece siempre a las autoridades judiciales y en cumplimiento de la ley.

En abril, fue el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, quien reveló el inicio de la investigación por presunta injerencia rusa por parte de la Fiscalía federal tras constatar los servicios de inteligencia movimientos delictivos para tratar de influir en el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán del 6 al 9 de junio en toda la Unión Europea.

"Los objetivos de Moscú son muy claros. Se trata de ayudar a que sean elegidos más candidatos prorrusos (a las elecciones) al Parlamento Europeo y reforzar la narrativa prorrusa en las instituciones", dijo entonces De Croo.

Contador