Publicado 22/10/2021 03:21CET

AMP.- Venezuela.- Delcy Rodríguez acusa a Blinken de viajar a Colombia para "planificar" ataques contra Venezuela

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodriguez.
La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodriguez. - ---/Prensa Miraflores/dpa

Venezuela critica que Duque "escuda su fracaso" en el "apoyo incondicional" que recibe de Estados Unidos

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, ha acusado este jueves al secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, de utilizar su viaje oficial a Colombia para "planificar" ataques contra Venezuela.

"El secretario de Estado está en Colombia planificando agresiones contra Venezuela, él tendrá que rendir cuentas al pueblo de Estados Unidos de por qué hace apología y promueve un Gobierno que masacra", ha dicho Rodríguez.

Las acusaciones de Rodríguez han tenido lugar tras una reunión con el viceprimer ministro de Cuba, Ricardo Cabrisas. La isla, ha dicho, es también un "objetivo" de la persecución y las agresiones que salen de la Casa Blanca.

El miércoles, Blinken arremetió contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al que acusó de anteponer "sus propios intereses a los del su pueblo", durante un encuentro con su homólogo ecuatoriano, Mauricio Montalvo, como parte de las reuniones que mantendrá en Bogotá con algunos de los cancilleres sudamericano.

Por otro lado, Rodríguez, aprovechando su intervención en una sesión de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, ha acusado también a Estados Unidos de "imponer un criminal bloqueo ilegitimo contra Venezuela", evitando "por todos los medios" que puedan acceder a vacunas y medicamentos.

La vicepresidenta Rodríguez ha denunciado que el veto de Washington a los giros especiales no permite al Gobierno de Venezuela poder acceder a 5.000 millones de dólares a los que tiene derecho. "Necesitamos más multilateralismo y más cooperación", ha reclamado.

"DUQUE ESCUDA SU FRACASO"

Asimismo, el Ministerio de Exteriores venezolano ha insistido, en un comunicado, en que la visita del jefe de la diplomacia estadounidense a Colombia forma parte de "una agresión sostenida contra el pueblo de Venezuela y sus instituciones democráticas".

"Es una falta de respeto al hermano pueblo colombiano el uso de su territorio para agredir a Venezuela toda vez que ese país se encuentra atravesando una de las peores convulsiones sociales de su historia por causa del desgobierno del señor (el presidente de Colombia, Iván) Duque, quien de manera oportunista escuda su fracaso detrás del apoyo incondicional que recibe de los Estados Unidos", ha aseverado la cartera.

El ministerio ha defendido, además, que "el pueblo estadounidense ha dado señales claras de querer dejar atrás las prácticas supremacistas, racistas y violentas del Gobierno anterior (del expresidente Donald Trump) que tanto deterioró su credibilidad y sus relaciones internacionales".

En ese sentido, ha reclamado que "antes de levantar ataques infundados en contra de Venezuela", el secretario de Estado estadounidense "tendría que rendir cuentas ante su propio pueblo por la promoción y defensa inmoral de un Gobierno responsable de masacres violentas", en referencia al Ejecutivo de Duque.

La cartera venezolana ha enumerado así las violaciones de Derechos Humanos denunciadas por organizaciones en el marco de las protestas antigubernamentales del Paro Nacional en Colombia.

"El secretario de Estado también tendría que rendir cuentas ante el pueblo de los Estados Unidos, por el aumento, incluso bajo el gobierno del presidente Biden, de la producción de cocaína en un país considerado aliado estratégico en la lucha contra el narcotráfico", ha agregado el Ministerio, para apuntar también a la actividad "paramilitar y criminal" en Colombia.

Por último, el Ministerio de Exteriores de Venezuela ha advertido a la Administración del presidente Biden de que "aún está a tiempo de rectificar y evitar conducir una política exterior hostil hacia Venezuela, cuyo único posible resultado será caer en una nueva espiral vergonzosa de errores y fracasos".

Colombia y Venezuela se han dirigido distintas críticas en los últimos días, entre otras cosas por la visita de Blinken a la región, pero también por el planteamiento en el Senado colombiano y en la Asamblea Nacional venezolana de impulsar una posible restauración de las relaciones diplomáticas.

El mandatario del país caribeño, Nicolás Maduro, ha acogido esta propuesta para mejorar las relaciones, pero el presidente colombiano ha declinado la posibilidad rechazando la "dictadura".

Al respecto, el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, ha reiterado este jueves que su país "no puede tener relaciones con un régimen dictatorial que ha generado la mayor crisis humanitaria en el continente, de más de cuatro millones de venezolanos, que no respeta las libertades y que atenta contra la libertad de prensa".