Publicado 03/09/2020 18:18:51 +02:00CET

AMP.- Venezuela.- Pompeo recalca que EEUU no está dispuesto a legitimar "otro fraude electoral del régimen de Maduro"

El secretario de Estado, Mike Pompeo
El secretario de Estado, Mike Pompeo - Nebojsa Tejic/STA/dpa

Arreaza responde al secretario de Estado denunciando que Trump ha pedido votar dos veces a sus partidarios

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha recalcado este jueves que ni Estados Unidos ni sus socios están dispuestos a legitimar "otro fraude electoral" por parte del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, restando importancia al indulto decretado esta semana por el presidente que ha permitido la excarcelación o retirada de cargos contra algunos opositores.

"Las condiciones para unas elecciones libres y justas no existen en Venezuela y la liberación de un número de prisioneros políticos no cambia eso", ha sostenido Pompeo, en referencia a las elecciones parlamentarias convocadas para el próximo 6 de diciembre.

"Ninguno de los partidos políticos cuyos líderes fueron apartados y sus nombres, símbolos y bienes robados por el régimen han sido restaurados, incluidos partidos de la izquierda que desafían el control del régimen del legado político de (Hugo) Chávez", ha argumentado el jefe de la diplomacia estadounidense, recordando también que muchos opositores tienen prohibido optar a cargos públicos y carecen de derechos políticos.

Además, ha agregado, el Consejo Nacional Electoral (CNE), que fue "ilegalmente designada" por el chavismo con apoyo de un sector minoritario de la oposición, "sigue bajo el férreo control del régimen, un hecho que será crítico debido a que complejo proceso de registro (de candidaturas) está en sus manos".

Por ello, Pompeo ha instado a "todos los actores democráticos, tanto dentro como fuera de Venezuela, a seguir insistiendo en las condiciones necesarias y aceptadas internacionalmente para unas elecciones libres y justas", recogiendo así el guante del mensaje principal del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, al que Estados Unidos y varias decenas de países más reconocen como presidente legítimo del país y que ha apostado por el boicot electoral.

"Nosotros, y nuestros socios democráticos en Venezuela y la comunidad internacional, no contribuiremos a legitimar otro fraude electoral más perpetrado por el régimen de Maduro", ha recalcado, en alusión a las elecciones presidenciales de 2018 en las que el presidente resultó reelecto y que no han recibido reconocimiento internacional.

"Los ciudadanos venezolanos merecen nuestra solidaridad continuada en su lucha para restaurar la democracia en su país", ha zanjado el jefe de la diplomacia estadounidense, advirtiendo de que los indultos anunciados esta semana "no resuelven, ni siquiera abordan, la crisis política que subyace en Venezuela", habida cuenta además de que podrían ser detenidos de nuevo y de que aún hay "cientos" de presos políticos en las cárceles.

RESPUESTA DE CARACAS

La replica de Caracas no ha tardado en llegar y ha llegado por boca del canciller, Jorge Arreaza. "Vaya descaro del secretario Pompeo al pretender cuestionar nuestras elecciones", ha escrito en su Twitter, en respuesta a un mensaje del Departamento de Estado con las palabras de su máximo responsable.

"En su país la plutocracia de dos partidos elitistas gobierna gracias a un sistema electoral tan fraudulento y racista, que ayer Donald Trump llamó a sus seguidores a votar más de una vez por él. ¡El colmo!", ha argumentado.

Arreaza se refiere con ello a unas declaraciones realizadas la víspera por Trump, en las que este sugirió a quienes voten por correo que también lo hagan en persona el 3 de noviembre para que su voto realmente cuente, ya que denuncia que podría haber fraude.

Durante una visita a Wilmington, en Carolina del Norte, animó a quienes reciban las papeletas del voto por correo aunque no las hayan solicitado a que "la envíen y luego vayan a asegurarse de que contó". "Si no ha tabulado, votad. Simplemente votad y luego si la cuentan muy tarde, verán que ya habéis votado y no contará", sostuvo. En Estados Unidos, es votar dos veces es un delito.

Contador