Publicado 07/07/2020 23:56CET

AMP.- Venezuela.- El Supremo de Venezuela suspende a la cúpula del partido de Guaidó

El líder opositor rechaza la decisión del TSJ y dice que carece de potestad para tomar este tipo de medidas

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha suspendido este martes a la cúpula de Voluntad Popular, el partido político al que pertenecen el autoproclamado "presidente encargado" del país, Juan Guaidó, y el destacado opositor Leopoldo López, para nombrar una nueva, en el marco de las elecciones parlamentarias previstas para el 6 de diciembre.

"La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia decretó medida cautelar de tutela constitucional consistente en suspender la actual dirección nacional de la organización con fines políticos Voluntad Popular", ha anunciado el TSJ en un comunicado.

Además, ha indicado que la suspendida será sustituida por una "junta directiva 'ad hoc'" presidida por José Gregorio Noriega, que estará acompañado por Guillermo Antonio Luces como secretario general y por Lucila Ángela Pacheco como secretaria de organización, para "llevar adelante el proceso de reestructuración necesario".

El TSJ ha dado a estos tres nuevo dirigentes poder para que "cumplan las funciones directivas y de representación de Voluntad Popular, así como la designación de autoridades regionales, municipales y locales" del partido político.

Asimismo, ha precisado que la nueva junta directiva podrá "utilizar la tarjeta electoral, el logo, los símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de Voluntad Popular".

El alto tribunal ha suspendido también "los actos de expulsión o exclusión partidista, suspensión, entre otros, efectuados por los directivos de la dirección nacional política de dicha organización con fines políticos contra sus militantes y, específicamente, las que recaen sobre los ciudadanos accionantes", Noriega y Pacheco.

El TSJ ha respondido así a una "acción de amparo constitucional" interpuesta por Noriega y Pacheco, dos diputados de Voluntad Popular que fueron expulsados del partido por sus supuestos lazos con el 'chavismo'.

Voluntad Popular se convierte así en el tercer partido opositor en ser intervenido por el TSJ. El órgano jurisdiccional ya suspendió a las juntas directivas de Acción Democrática (AC) y Primero Justicia (PJ) en junio para poner ambos partidos en manos de personas afines al Gobierno de Nicolás Maduro.

Con ello, Un Nuevo Tiempo (UNT) --el otro partido del llamado G-4, como se conoce al núcleo duro de la oposición venezolana-- es el único al que aún no ha alcanzado el TSJ, si bien la diputada de UNT Nora Bracho denunció tras los fallos sobre AD y PJ que estaba pendiente una acción similar.

Voluntad Popular aún podría recibir otro varapalo judicial, ya que el TSJ estudia todavía una petición del fiscal general, Tarek William Saab, para que determine si se puede calificar al partido de "organización terrorista", lo cual podría llevar a su disolución.

Guaidó, por su parte, ha rechazado la decisión del TSJ y se ha pronunciado contra la actitud del Gobierno de Maduro que, en su opinión, sigue "cooptando partidos políticos, entregado a los denominados alacranes y judas, entregados a la dictadura".

Tal y como ha expresado el líder opositor, el TSJ carece de potestad para "salvaguardar, para poder representar legítimamente lo que durante años han construido partidos políticos, enarbolando banderas de democracia, de libertad y, sobre todo, de dignidad".

UNA "FALSA OPOSICIÓN"

Poco antes, el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó, ya ha denunciado que esta "írrita decisión" se enmarca en la supuesta pretensión del Gobierno de Maduro de "simular una falsa oposición para su próxima trampa electoral".

"Que los narcotraficantes perseguidos por la justicia internacional, con órdenes de captura y recompensas millonarias, que los culpables de tantas muertes y sufrimiento de inocentes nos pongan en la acera contraria a ellos, nos reafirma que estamos del lado correcto de la Historia", ha dicho López en Twitter.

El opositor venezolano, fundador de VP, ha ratificado además la postura del partido político de que "no se puede luchar por elecciones libres participando en fraudes y farsas electorales organizadas por quienes buscan callar la voluntad del pueblo".

"Nuestro partido, fiel a la lucha por la libertad de Venezuela, no obedece imposiciones dictatoriales", ha dicho, ratificando que Voluntad Popular se mantendrá "firme", "a pesar de los peligros y hasta las últimas consecuencias", mencionando en este sentido "la cárcel o el exilio".

HORIZONTE ELECTORAL

Los fallos del TSJ sobre el G-4 de la oposición venezolana llegan después de que arrebatara a la Asamblea Nacional la potestad de nombrar a los magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE) --pieza fundamental para unos comicios limpios-- y designar a sus nuevos integrantes.

En las últimas horas, el nuevo CNE nombrado por el TSJ ha publicado la lista de partidos políticos que en estos momentos están en condiciones de ir a las urnas. Se trata de 105 entre los que están AD y PJ con sus directivas 'chavistas' pero no VP.

En el trasfondo de estos movimientos judiciales subyace el hecho de que Venezuela debe celebrar este año unas elecciones parlamentarias que son clave porque, si la oposición pierde su actual mayoría en la Asamblea Nacional, Guaidó dejará de ser su titular y con ello perderá la legitimidad constitucional para mantenerse como "presidente encargado".

Guaidó ya había adelantado que ni Voluntad Popular ni el resto de la oposición mayoritaria que capitanea participarán en los comicios legislativos por considerar que en las circunstancias actuales serían un "fraude".

Entre otras cosas, las llamadas "fuerzas democráticas" de Venezuela exigen un CNE independiente, la libre participación de partidos y dirigentes opositores, una campaña equitativa y observación internacional.