Publicado 15/03/2021 10:51CET

AMP.- Yemen.- EEUU expresa "preocupación" por el conflicto y su intención de "revigorizar los esfuerzos diplomáticos"

09 March 2021, Yemen, Sanaa: Armed members of the Houthi rebel movement ride a vehicle during a funeral procession held for Houthi fighters who were allegedly killed in recent fighting with the Yemeni Saudi-backed government forces. Photo: Hani Al-Ansi/dp
09 March 2021, Yemen, Sanaa: Armed members of the Houthi rebel movement ride a vehicle during a funeral procession held for Houthi fighters who were allegedly killed in recent fighting with the Yemeni Saudi-backed government forces. Photo: Hani Al-Ansi/dp - Hani Al-Ansi/dpa

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha trasladado este domingo al enviado especial de Naciones Unidas en Yemen, Martin Griffiths, la "preocupación" estadounidense por el conflicto en Yemen y su intención de "revigorizar los esfuerzos diplomáticos" para poner fin a la guerra.

Según ha informado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, Blinken ha enfatizado "el coste humanitario para el pueblo yemení" del conflicto, mientras que ha insistido en que Estados Unidos apoya un Yemen "unificado, estable y libre de influencias extranjeras". Además, ha reiterado que "no existe una solución militar para el conflicto".

Blinken ha explicado a Griffiths que los esfuerzos de Estados Unidos bajo el Enviado Especial Lenderking pretenden "revigorizar los esfuerzos diplomáticos, junto con la ONU y otros, para poner fin a la guerra en Yemen".

Mientras que ha trasladado el apoyo del país norteamericano a los esfuerzos de Griffiths para lograr el consenso de todas las partes, así como su voluntad de trabajar "estrechamente" con él y con Naciones Unidas.

Por su parte, Griffiths ha confirmado la conversación y ha resaltado que ambos han abordado "los esfuerzos para reiniciar el proceso político en Yemen bajo el marco de la ONU y el camino hacia adelante, incluido un alto el fuego a nivel nacional, la apertura del aeropuerto de Saná y la reducción de las restricciones portuarias".

En respuesta a la conversación, Mohamed Alí al Houti, un alto cargo de los rebeldes, ha resaltado a través de su cuenta en la red social Twitter que las palabras de Blinken sobre el fin de la interferencia extranjera "son positivas".

"Estamos esperando acciones para la retirada de elementos y expertos estadounidenses del campo de batalla, neutralizar las armas estadounidenses y su retirada de la confrontación", ha argüido, antes de pedir a la Armada estadounidense "el fin del bloqueo" a Yemen.

El portavoz de la coalición internacional que encabeza Arabia Saudí, Turki al Malki, ha asegurado este mismo lunes haber interceptado un dron cargado con explosivos lanzado por los huthis contra la ciudad saudí de Jamis Mushait.

"Estos actos de agresión para atacar de forma deliberada y sistemática a civiles y objetos civiles por parte de la milicia terrorista huthi, respaldada por Irán, equivalen a crímenes de guerra", ha sostenido, según ha recogido la agencia estatal saudí de noticias, SPA.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi, y a los huthis, respaldados por Irán, en lo que prácticamente se ha convertido en una guerra de terceros entre saudíes e iraníes, los dos grandes enemigos de la región.

El conflicto ha sufrido un recrudecimiento durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan ayuda, mientras las ONG han declarado en repetidas ocasiones que el país se encuentra en un estado de absoluta catástrofe.

Contador