Publicado 10/02/2021 21:28CET

AMP.-Yemen.- Incendiado un avión comercial tras un ataque de los huthis desde Yemen contra un aeropuerto en Arabia Saudí

Huthis y seguidores del grupo en una manifestación en la capital de Yemen, Saná
Huthis y seguidores del grupo en una manifestación en la capital de Yemen, Saná - Hani Al-Ansi/dpa - Archivo

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un avión comercial que se encontraba estacionado en el aeropuerto de Abha, en el sur de Arabia Saudí, ha sufrido daños materiales al incendiarse a consecuencia de un ataque ejecutado desde Yemen por los huthis contra las instalaciones.

La coalición internacional que encabeza Arabia Saudí ha indicado a través de un comunicado que el incendio está bajo control y ha agregado que "los intentos de atacar el aeropuerto de Abha y amenazar a los viajeros civiles son un crimen de guerra".

"Estamos tomando todas las medidas necesarias para proteger a los civiles de las amenazas de los huthis", ha resaltado, según ha informado la cadena de televisión saudí Al Arabiya. Horas antes, la coalición había asegurado haber destruido dos drones cargados con explosivos lanzados por los rebeldes contra el país.

Por su parte, el portavoz de operaciones militares de los huthis, Yahya Sari, ha recalcado que el objetivo del ataque han sido aviones militares que se encontraban en un hangar del aeropuerto, tal y como ha recogido la agencia yemení de noticias SABA.

Así, ha detallado que la operación ha sido ejecutada con cuatro drones de tipo 'Samad-3' y 'Qasef-2K', antes de agregar que ha tenido lugar en respuesta a los "continuados" bombardeos de la coalición y al bloqueo impuesto contra Yemen.

"El régimen saudí ignora todas las advertencias previas y repetidas de las Fuerzas Armadas de Yemen contra el uso de aviones civiles para objetivos militares", ha dicho Sari, quien ha adelantado que los huthis continuarán sus operaciones "mientras la coalición continúa su agresión y el cerco".

Por su parte, el enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, mostró el martes su "preocupación" por la "reanudación de las hostilidades" en la provincia yemení de Marib por parte de los huthis, en "un momento de renovado impulso diplomático para poner fin a la guerra y reanudar el proceso político".

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, afirmó el domingo que Washington está "profundamente preocupado por los continuados ataques de los huthis", antes de destacar que el presidente, Joe Biden, "está dando pasos para poner fin a la guerra en Yemen" y que "Arabia Saudí ha apoyado un acuerdo negociado".

"Pedimos a los huthis que cesen inmediatamente los ataques contra zonas civiles en Arabia Saudí y que pongan fin a cualquier ofensiva militar dentro de Yemen, que sólo causará más sufrimiento al pueblo yemení", manifestó, después de que Biden anunciara el fin del apoyo de Washington a la ofensiva de la coalición y desvelara que revocará la designación de los huthis como terroristas, decisión adoptada durante los últimos días de la Presidencia de Donald Trump.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014 una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.