AMP2.- Afganistán.- Al menos 62 muertos y 60 heridos en un atentado contra una mezquita en el este de Afganistán

Publicado 18/10/2019 18:52:18CET

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos 62 personas han muerto y otras 60 han resultado heridas como consecuencia de un atentado durante el rezo del mediodía del viernes contra una mezquita de la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, según ha informado la cadena de televisión privada Tolo.

El portavoz del gobierno provincial de Nangarhar, Ataulá Jogiani, ha dicho que dos explosiones han alcanzado de lleno una mezquita de la zona de Jaw Dara, en el distrito de Haska Mina, en el momento en el que los fieles estaban participando en el tradicional rezo del mediodía del viernes.

La agencia de noticias afgana Ariana ha señalado previamente, citando al mismo portavoz regional, que el ataque se ha perpetrado con un proyectil de mortero cuya explosión ha provocado el derrumbe del techo del templo.

Sin embargo, el portavoz de la Presidencia afgana, Sediq Sediqi, ha condenado "firmemente" el ataque y ha resaltado que se ha tratado de un atentado suicida.

"Los atroces crímenes de los talibán y sus socios siguen teniendo a los civiles como objetivo en su momento de rezo", ha denunciado, a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter. Los talibán han negado en un comunicado cualquier vinculación con el atentado.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado también el atentado y ha resaltado que "los responsables de este ataque deben rendir cuentas".

"El secretario general extiende sus profundas simpatías y condolencias a las familias de las víctimas y desea una pronta recuperación a los heridos. Reitera la solidaridad de la ONU con el pueblo y el Gobierno de Afganistán".

Por su parte, la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha manifestado que "los ataques contra los lugares de culto son violaciones graves del Derecho Internacional y pueden equivaler a crímenes de guerra".

Nangarhar es una de las regiones más inestables del este de Afganistán, con presencia de milicianos insurgentes en varios de sus distritos, en algunos de los cuales opera el grupo yihadista Estado Islámico.