Publicado 27/05/2021 17:35CET

AMP2.- Armenia/Azerbaiyán.- Armenia propone el envío de observadores internacionales a la frontera con Azerbaiyán

Azerbaiyán informa de la captura de seis militares de Armenia en la frontera

Ereván dice que los militares estaban en su territorio y habla de "secuestro"

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro interino de Armenia, Nikol Pashinián, ha propuesto este jueves el despliegue de observadores internacionales, incluidos de Rusia o de cualquier país copresidente del grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), a lo largo de la frontera del país con Azerbaiyán.

De forma paralela, ha planteado a Bakú un acuerdo de retirada de las Fuerzas Armadas de ambos países de la frontera. "Sugiero una solución pacífica y diplomática a la situación: alcanzar un acuerdo para que las Fuerzas Armadas de ambos lados se retiren de la frontera rápidamente y retornen a sus bases permanentes y que se desplieguen observadores internacionales", ha dicho.

En este sentido, ha advertido en una reunión del Consejo de Seguridad de que, si la situación en la frontera no se soluciona, "las provocaciones pueden llevar inevitablemente a enfrentamientos a gran escala", informa la agencia Armenpress.

Durante la jornada, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán ha informado de la captura de seis militares armenios que "trataban de instalar minas en las vías de suministro" que conducen a las posiciones del Ejército azerí en la frontera entre ambos países.

Según recoge el medio local Azadliq, el Ministerio de Defensa ha denunciado que un grupo de militares armenios habrían intentado este jueves a las 3.00 horas (hora local) cruzar la frontera entre los países dirección al asentamiento Yujari Ayrim, en la región de Kalbajar.

"Como resultado de urgentes medidas operativas, seis militares enemigos que trataban de instalar minas en las vías del suministro que conducen a las posiciones del Ejército de Azerbaiyán en la frontera fueron cercados, neutralizados y capturados", ha comunicado el Ministerio azerí.

Asimismo, según recoge el mismo medio, las autoridades de Azerbaiyán han observado vehículos militares, incluidos carros de combate, en la frontera, y han impedido su paso. "Actualmente, nuestras unidades controlan la situación operativa en el sector", ha añadido.

En esta línea se ha expresado el Ministerio de Exteriores azerí, que ha destacado en un comunicado que "un grupo de reconocimiento y sabotaje de las Fuerzas Armadas de Armenia" entró en territorio azerí para llevar a cabo "actividades terroristas de sabotaje".

"Armenia ha estado buscando una política de aumentar deliberadamente las tensiones en la frontera desde hace un tiempo", ha denunciado, antes de agregar que Bakú "apoya la reducción de las tensiones en la frontera a través de las negociaciones y los llamamientos de la comunidad internacional para la delimitación y la demarcación de las fronteras entre ambos países".

En respuesta, Pashinián ha destacado que los militares "estaban llevando a cabo trabajo de ingeniería en territorio soberano armenia", entre ellos la colocación de minas "junto a carteles de advertencia" para incrementar la seguridad en la frontera.

Así, ha resaltado que lo sucedido es "completamente inaceptable" y algo que "pasa porque algunos quieren que haya una adaptación a la presencia de fuerzas azeríes" en el territorio armenio, antes de hacer hincapié en que los militares fueron secuestrados, no capturados.

"Es muy importante que este incidente no se use para fines políticos internos. Creo que todos los intentos de usar esta situación contra el Ejército debe ser condenado, porque nuestras tropas, el Ejército, están cumpliendo con su función de proteger las fronteras de Armenia", ha argüido, según ha recogido Armenpress.

Las tensiones en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia, enemistados históricamente por la región de Nagorno Karabaj, se han incrementando desde mediados de mayo, tras varios meses de relativa calma, después de los combates de 2020.

Pashinián acordó con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y de Rusia el cese a partir del 10 de noviembre de los combates que comenzaron en Nagorno Karabaj y dejaron más de 6.000 muertos. El acuerdo supuso para Armenia la pérdida de parte del territorio que controlaba en esta región bajo soberanía azerí pero autoproclamada como independiente.

Contador