Publicado 11/02/2020 14:18:34CET

AMP2.- Bangladesh.- Al menos 15 muertos y decenas de desaparecidos tras volcar un bote con rohingyas en Bangladesh

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos 15 personas han muerto y decenas permanecen desaparecidas después de que un barco pesquero que transportaba a integrantes de la comunidad rohingya hacia Malasia se haya hundido frente a las costas del sur de Bangladesh, según han informado las autoridades locales y la ONU.

La pequeña embarcación estaba abarrotada por unas 124 personas, de las cuales 90 eran mujeres y ocho eran niños, según el diario 'Dhaka Tribune'. De acuerdo con las autoridades de Bangladesh, la Guardia Costera ha recuperado varios cuerpos sin vida a casi un kilómetro de la isla de San Martín, la parte más meridional de Bangladesh, en la bahía de Bengala.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), "apenados" por la tragedia, han confirmado el rescate de al menos 68 supervivientes y han ofrecido ayuda a las autoridades locales para brindar a estas personas comida, refugio y asistencia médica.

Este tipo de accidentes son muy comunes, ya que los miembros de esta comunidad, perseguida en la vecina Birmania, se lanza con frecuencia al mar en embarcaciones muy precarias con la intención de llegar a Malasia u otros países de la región de mayoría musulmana.

"Los movimientos irregulares de barcos no son nuevos en el distrito de Cox Bazar, ya que tanto refugiados rohingyas como bangladeshíes se arriesgan al viaje obligados por las circunstancias", han afirmado las dos agencias de la ONU en un comunicado conjunto.

Una portavoz de Save the Children, Athena Rayburn, también ha incidido en que "estos trágicos incidentes están causados por la desesperación" de un colectivo que, tras sentirse "perseguidos" en su propio país, ha quedado "confinado" y sin futuro en campos de refugiados. En este sentido, confía en que la última tragedia sea una "llamada de aviso" para todas las partes.

Rayburn ha reconocido la "generosidad" de Bangladesh, donde viven casi un millón de rohingyas, de los cuales más de 700.000 llegaron tras la ola represiva lanzada por las fuerzas birmanas en agosto de 2017 en el estado de Rajine. Investigadores de la ONU detectaron una "intención genocida" en esta campaña miliar.

Contador