Publicado 08/11/2020 17:46CET

AMP2.- Bolivia.- Luis Arce jura su cargo como nuevo presidente de Bolivia

Luis Arce, nuevo presidente de Bolivia
Luis Arce, nuevo presidente de Bolivia - GETTY IMAGES / RICARDO CEPPI - Archivo

La oposición ha protestado por la supresión de la mayoría de dos tercios para la aprobación de leyes clave

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Luis Arce ha tomado posesión este domingo de su cargo como nuevo presidente de Bolivia en la culminación de la ceremonia de juramento celebrada en La Paz.

Arce, el mandatario número 67 de la historia del país, ha prometido cumplir sus labores como presidente de Bolivia con la mano en el corazón, informa la Agencia Boliviana de Información (ABI).

"Somos mayoría. Eso quiere decir que la población votó por la paz y la estabilidad, esperanza y dignidad", ha declarado durante su discurso de investidura en el que ha criticado duramente el gobierno de transición que, durante un año, ha guiado el país tras la salida forzada del poder de Evo Morales.

"A pesar de las diferencias estamos en la obligación de estar a la altura del pueblo. Todos somos Bolivia, creo en la justicia, no en fomentar un ambiente de venganza. En donde ser de otro partido político te hace ser objeto de odio", ha añadido.

"Nuestra patria enfrenta una triple crisis: política, sanitaria y económica. En un año se retrocedió en todas las conquistas del pueblo boliviano", ha declarado Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) liderado por Morales, quien ha aportado su granito de arena a la ceremonia con un mensaje en Twitter.

"Dijeron: las bestias, los salvajes, los violentos no volverán nunca más a Bolivia, mientras mataban a nuestros hermanos, perseguían, detenían, incendiaban nuestras casas y radios; y hemos vuelto, pacíficamente, a recuperar la patria democrática con solo la conciencia del pueblo".

A las 11.50, después de jurar el cargo y pronunciar su discurso de investidura, Arce ha abandonado el hemiciclo para dirigirse a la Casa Grande del Pueblo en compañía de las autoridades invitadas y electas. "Asumo la Presidencia con mucho agradecimiento, gobernaremos con inclusión, afrontando los cambios necesarios (...), esperando ser recordados como el Gobierno que devolvió la esperanza y la justicia social", ha declarado a la salida de la Asamblea.

Antes del juramento de Arce ha jurado su cargo David Choquehuanca, nuevo vicepresidente. "Que nadie se quede atrás, que todos tengan todo, que a nadie le falte nada. Que ayudar es motivo de ser feliz, que unirnos y reconocernos en el todo es el camino del ayer, hoy, mañana y siempre", declaró en su discurso.

PROTESTA DE LA OPOSICIÓN

Aunque en un primer momento el principal partido opositor, Comunidad Ciudadana (CC), anunció que sus representantes no acudirían a la sesión de investidura, finalmente sí han estado presentes y han aprovechado para protestar contra el cambio normativo que reduce a mayoría simple la mayoría necesaria para ciertos cambios legislativos, tras acabar con la norma de los dos tercios. Durante la investidura los asambleístas de CC han mostrado carteles con la frase "2/3 es democracia".

El propio líder de CC y candidato presidencial en las elecciones del pasado 18 de octubre, Carlos Mesa, había anunciado que no participaría en los actos de toma de posesión, pero en el último momento se ha presentado, aunque en calidad de expresidente.

"Después de esta expresión de protesta la totalidad de la bancada de CC y yo mismo nos retiramos del hemiciclo. En unos minutos haremos conocer nuestro mensaje al país sobre nuestra protesta y su razón de ser", ha apuntado Mesa a través de su cuenta en Twitter.

Quienes no han estado presentes en protesta por la supresión de los dos tercios han sido los asambleístas de Creemos, concentrados en una plaza de la ciudad de Santa Cruz, bastión de la oposición más radical al Movimiento Al Socialismo de Arce.

"Para nosotros es más significativo estar en la plaza de Santa Cruz que en la plaza Murillo, donde está posesionándose el señor Luis Arce", ha declarado a 'El Deber' el diputado electo Erwin Bazán.

"Como bancada única de oposición" era un mandato del pueblo que les entregó su voto no participar de los actos protocolares", ha subrayado Bazán. Creemos respaldó al candidato presidencial Luis Fernando Camacho, antiguo líder del Comité Cívico de Santa Cruz.

SIETE PROMESAS

Durante la campaña electoral, Arce ha realizado al menos siete propuestas concretas para los primeros meses de su mandato, muchas de ellas relacionadas con la pandemia de coronavirus y sus consecuencias económicas.

Así, ha prometido el pago de un Bono Contra el Hambre de 1.000 bolivianos (122 euros) este mismo 2020 para los ciudadanos mayores de 18 años que no tengan ingresos. La iniciativa ha sido ya aprobada por el Parlamento y tendrá financiación del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo.

Asimismo, ha prometido una canasta familiar para aquellos hogares donde se vive del día y que serían entregadas por las Fuerzas Armadas para garantizar así la alimentación de las familias.

En materia económica, Arce ha prometido que ratificará la prohibición de despidos, una normativa incumplida por numerosas empresas que han cerrado y han despedido a miles de trabajadores. Además, en caso de nuevo confinamiento el Estado se haga cargo del pago de los alquileres de las personas que no tienen ingresos fijos.

Arce ha prometido igualmente sustituir las importaciones, fomentar la producción boliviana y así reducir la cantidad de productos importados en la medida de lo posible. "Por ejemplo, construir dos plantas de diésel en Santa Cruz y en Cochabamba. Así podemos producir nuestro propio diésel y dejar de importar", afirmaba en una entrevista reciente.

Asimismo, el presidente prometió la industrialización de recursos naturales como el litio del Salar de Uyuni, los hidrocarburos y la energía eléctrica.

Una de las propuestas más polémicas es un tributo para aquellas personas que tienen patrimonio de entre 5 y 10 millones de dólares y que afectaría al 0,01 por ciento de la población.

En el ámbito meramente político, Arce ha prometido un Gobierno de conciliación y de unidad nacional y que no habrá persecución contra ningún opositor. También ha prometido reformar la justicia, sobre todo para que se otorgue más peso a los méritos que a la votación en la selección de magistrados.

Contador