Publicado 04/11/2020 22:34CET

AMP2.- EEUU.- Un juez expresa su descontento con el Servicio Postal y amenaza con llamar a testificar a su director

Correos garantiza "medidas extraordinarias" hasta el sábado para entregar todos los votos

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juez federal Emmet Sullivan ha expresado este miércoles su descontento con el Servicio Postal de Estados Unidos un día después de que ordenara "revisar" una serie de instalaciones en busca de posibles votos y ha pedido el cese de su director, Louis DeJoy, al que "llamará a testificar" si no deja el cargo.

"Estoy de acuerdo en que el director del Servicio Postal debe ser depuesto o citado a declarar ante mí bajo juramento", ha aseverado el juez, que ha insistido en que buscará respuestas, según informaciones de la cadena de noticias CNN.

Así, ha resaltado que no aprueba el comportamiento del Servicio Postal y ha recriminado que no cumpliera con la orden emitida el martes, cuando pidió que los inspectores revisaran una serie de instalaciones antes de las 15.00.

Sin embargo, las diferentes instalaciones no notificaron al tribunal a tiempo de la falta de personal para llevar estas acciones a cabo.

"Quizá alguien tenga que pagar un precio por esto", ha recalcado el juez sobre el "fracaso" del Servicio Postal a la hora de revisar las instalaciones. "Son sus clientes", ha dicho.

Joseph Borson, representante de Correos, ha asegurado que la razón por la que no se llevaron a cabo las revisiones fue porque "hacía falta tiempo para que la información llegara a la gente adecuada".

Las principales zonas afectadas por estas medidas se encontraban en Pensilvania, Colorado, Alabama, Carolina del Norte, Florida, New Hampshire y Maine, así como en partes de Wisconsin y Arizona.

NUEVAS REVISIONES DE INSTALACIONES EN TEXAS

Sullivan ha ordenado, además, nuevas revisiones de instalaciones en el estado de Texas. La decisión ha sido tomada después de que los abogados de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) lo solicitaran.

Según la orden, los inspectores del Servicio Postal tendrán que realizar una operación en dos instalaciones de procesamiento de correo postal en Texas en busca de votos que estén fechados antes de las elecciones o el mismo día de los comicios.

La primera revisión debe ser llevada a cabo de forma "inmediata" y la segunda antes de las 16.00, según la orden judicial. Todos los votos que se encuentren deben ser enviados a las autoridades electorales antes de las 17.00.

La orden exige al Servicio Postal indicar cuántas papeletas han sido encontradas en el marco de estas operaciones de última hora. Kevin Bray, que se encuentra al frente del procesamiento de estos votos, ha aseverado que las instrucciones ya han sido trasladadas a los empleados afectados en Texas.

La decisión es de gran importancia dado que dicho estado cuenta como válidos todos aquellos votos que se presenten antes de las 17.00 del miércoles, 4 de noviembre, siempre y cuando estén fechados en el día electoral o días antes.

MEDIDAS EXTRAORDINARIAS PARA ENTREGAR TODOS LOS VOTOS

Por su parte, el Servicio Postal ha asegurado que pondrá en marcha "medidas extraordinarias" hasta el sábado para garantizar que todos los votos entregados antes del día de las elecciones o en la fecha electoral son enviados y contados.

Bray, que ha tenido que testificar ante un tribunal estadounidense, ha aseverado que el Servicio logrará que los votos se entreguen a tiempo durante los próximos días. Esto es relevante, especialmente para los demócratas, a los que beneficiaría el voto por correo.

Algunos estados aceptan aquellas papeletas que hayan sido enviadas antes del día electoral o esa misma jornada aunque lleguen posteriormente. Según Bray, Correos hará uso de los envíos exprés para hacer llegar las papeletas a tiempo.

Contador