Publicado 07/01/2021 01:42CET

AMP2.- EEUU.- Líderes internacionales condenan el asalto al Capitolio de EEUU y subrayan su compromiso con la democracia

06 January 2021, US, Washington: Police clash with supporters of US President Donald Trump as they storm the US Capitol building during a Congress session to affirm President-elect Joe Biden's victory. Pro-Trump protesters stormed the US Capitol Building
06 January 2021, US, Washington: Police clash with supporters of US President Donald Trump as they storm the US Capitol building during a Congress session to affirm President-elect Joe Biden's victory. Pro-Trump protesters stormed the US Capitol Building - Brian Branch Price/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Varios líderes internacionales han condenado este miércoles el asalto al Capitolio de Estados Unidos, subrayando su compromiso con la "democracia" y una transición "pacífica" de poderes entre administraciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha tildado lo ocurrido de "vergonzoso". "Escenas vergonzosas en el Congreso de Estados Unidos", ha señalado a través de un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, donde ha remarcado que el país norteamericano "defiende la democracia en todo el mundo" y "ahora es vital que haya una transferencia de poder pacífica y ordenada".

Por su parte, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha considerado que el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus seguidores "deben aceptar finalmente la decisión de los votantes estadounidenses y dejar de pisotear la democracia".

Desde Francia, el ministro de Exteriores, Jean Yves Le Drian, que ha condenado lo ocurrido, ha considerado que "los violentos actos" contra las instituciones estadounidenses "son un grave ataque contra la democracia". "La voluntad y el voto de las estadounidenses debe respetarse", ha remachado en un mensaje publicado en la citada red social.

Mientras, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha asegurado seguir el desarrollo de la situación "con gran preocupación". "La violencia es incompatible con el ejercicio de los derechos democráticos y las libertades", ha añadido, mostrando su "confianza" en la "fortaleza y robustez" de las instituciones estadounidenses.

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, ha calificado de "increíbles" las imágenes llegadas desde Washington y ha aseverado que el asalto al Capitolio es un "inaceptable ataque a la democracia". "Sobre el presidente Trump reposa la gran responsabilidad de parar esto", ha zanjado.

También la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha señalado que lo ocurrido en el edificio, que alberga ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, es "absolutamente horrible", antes de expresar su "solidaridad" con los estadounidenses "que están del lado de la democracia y el traspaso pacífico y constitucional del poder". "Vergüenza para quienes han incitado este ataque a la democracia", ha remachado.

Por su parte, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha expresado que "los canadienses están profundamente perturbados y entristecidos por el ataque a la democracia en Estados Unidos".

"La violencia nunca logrará dominar la voluntad del pueblo. La democracia en los Estados Unidos debe mantenerse, y así será", ha subrayado.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha afirmado que Chile "rechaza las acciones destinadas a alterar el proceso democrático" en Estados Unidos, al tiempo que ha condenado la "violencia" y la "indebida interferencia con las instituciones constitucionales". Así, ha añadido que "confía en la solidez de la democracia estadounidense para garantizar el imperio de la ley y estado de derecho".

Asimismo, el presidente colombiano, Iván Duque, se ha expresado en la misma línea que Piñera y ha señalado que Colombia tiene "plena confianza" en la "solidez" de las instituciones del país norteamericano, "así como en los valores del respeto por la democracia y el imperio de la ley compartidos por nuestros países desde el inicio de nuestra vida republicana".

"Rechazamos los actos de violencia presentados el día de hoy durante el acto de recuente del voto del colegio electoral en el Congreso de Estados Unidos", ha añadido, manifestando su "solidaridad y respaldo" a los miembros del Congreso y las instituciones de la nación norteamericana.

En Venezuela, el Ejecutivo de Nicolás Maduro ha difundido un comunicado en el que ha expresado su "preocupación" por lo ocurrido, antes de condenar la "polarización política y la espiral de violencia que no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social" de Estados Unidos.

"Con este lamentable episodio, Estados Unidos padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión", ha argüido, asegurando que el país caribeño espera que "en breve cesen los hechos de violencia y el pueblo estadounidense pueda finalmente abrirse un nuevo camino hacia la estabilidad y la justicia social".

Desde Argentina, el presidente, Alberto Fernández, ha manifestado su "repudio" a los "graves hechos de violencia y el atropello al Congreso" de la nación norteamericana. En este contexto, ha trasladado la confianza del país latinoamericano en una "transición pacífica" de poder presidencial que "respete la voluntad popular". Del mismo modo, ha expresado el "más firme respaldo" de Argentina al presidente electo, Joe Biden.

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, ha calificado el asalto de "invasión" y ha señalado que representa un "acto de desesperación por parte de una cadena antidemocrática que perdió las elecciones". "Cada vez es más claro que el único camino es la democracia, con diálogo y respetando la Constitución", ha dicho en Twitter.

Además, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha rechazado "los actos de violencia" cometidos en Washington y ha considerado que "debe respetarse el Estado de Derecho tradicional de Estados Unidos, la institucionalidad y las garantías al debido proceso". "En democracia, el reconocimiento de la voluntad de los ciudadanos es imperativo", ha continuado.

Entretanto, Costa Rica ha señalado que "sigue de cerca" los acontecimientos en Washington. En una serie de mensajes publicados en la cuenta de la citada red social del Ministerio de Exteriores, el Ejecutivo costarricense ha trasladado que "confía en la solidez histórica de la institucionalidad democrática de Estados Unidos, así como en el profundo sentimiento de respeto por el Estado de Derecho".

"Costa Rica reitera su condena a todo acto de violencia que interfiera con el sano desarrollo del sistema democrático", ha agregado.

ORGANISMOS INTERNACIONALES

Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha condenado "enérgicamente" los "actos de violencia" registrados en el Capitolio. De forma paralela, ha urgido al Estado a "restablecer la seguridad y el funcionamiento parlamentario", así como a "investigar rigurosamente los hechos y a las personas que han incitado la violencia y los ataques contra instituciones democráticas, castigando a los responsables y garantizando que no se repetirán".

"La CIDH pide a los involucrados que eviten usar la violencia y usen los canales institucionales para sus demandas", ha continuado, urgiendo a los líderes estadounidenses y a los líderes de las protestas a "respetar los procesos e instituciones democráticas".

Por su lado, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha "condenado" y "repudiado" lo que ha tildado de "atentado contra las instituciones". "El ejercicio de la fuerza y el vandalismo contra las instituciones constituye un grave ataque contra el funcionamiento democrático", ha indicado en un comunicado.

Así, la OEA ha exhortado a "recuperar la necesaria racionalidad y a cerrar el proceso electoral conforme a la Constitución y a los procedimientos institucionales correspondientes". "La democracia tiene su pilar fundamental en la independencia de los poderes del estado, los cuales deben actuar completamente libres de presión", ha zanjado.

El asalto ha coincidido con la ceremonia convocada en el Congreso para certificar el resultado de las elecciones de noviembre y, por tanto, la victoria del aspirante demócrata a la Presidencia, Joe Biden. El propio Trump ha reafirmado durante la jornada que "nunca" reconocerá la victoria del demócrata.