Publicado 05/11/2020 20:08CET

AMP2.- Etiopía.- EEUU y la UE llaman a rebajar la tensión ante la escalada entre el Gobierno y la región de Tigray

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed
El primer ministro etíope, Abiy Ahmed - MICHAEL TEWELDE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Tigray dice que sus fuerzas están "totalmente equipadas" y "en posición de destruir a los enemigos"

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos y la Unión Europea han llamado a rebajar la tensión en Etiopía después de que este miércoles el Gobierno lanzara una ofensiva militar contra la región de Tigray acusando al partido gobernante en esta parte del país de un ataque contra una base militar.

"Estados Unidos está profundamente preocupado por las informaciones de que el Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) llevó a cabo ataques contra bases del Ejército de Etiopía en la región de Tigray el 3 de noviembre", ha señalado en un comunicado el secretario de Estado, Mike Pompeo.

"Nos entristece la trágica pérdida de vidas e instamos a acciones inmediatas para restaurar la paz y desescalar las tensiones", ha reclamado el jefe de la diplomacia estadounidense, subrayando que "la protección de la seguridad de los civiles es esencial".

Así las cosas, Pompeo ha asegurado que Washington seguirá de cerca la situación. "Está con el pueblo de Etiopía y trabajará con todos aquellos comprometidos con la paz, la prosperidad, la democracia y el Estado de Derecho".

Por su parte, el Alto Representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha sostenido que "la escalada militar en Etiopía está abriendo una senda peligrosa para la estabilidad del país y de toda la región".

"La acción debería centrarse en la reducción de tensiones y en buscar soluciones pacíficas", ha defendido el máximo responsable de la diplomacia europea en un mensaje en Twitter.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, aseguró a última hora del miércoles que el Ejército había "repelido" la ofensiva del TPLF, que controla la norteña región de Tigray, horas después de anunciar una ofensiva en la zona en respuesta a un ataque contra una base militar.

Abiy, que describió como "heroico" el papel del Ejército en los combates registrados durante la jornada, recalcó que "los intentos del TPLF en todos los frentes han fracasado". Así, indicó que "el Ejército no sólo ha rechazado los ataques, sino que ha logrado controlar ubicaciones importantes", al tiempo que aseguró que las fuerzas etíopes "llevarán a cabo más operaciones en los próximos días".

El primer ministro etíope había anunciado horas antes el inicio de operaciones contra el TPLF --dominador de la política en el segundo país más poblado de África durante casi tres décadas antes de que el primer ministro llegara al poder en 2018 gracias a unas protestas antigubernamentales-- tras "meses de constante provocación e incitación a la violencia".

TIGRAY DICE QUE "GANARÁ LA BATALLA"

Por su parte, el presidente de Tigray, Debretsion Gebremichael, ha recalcado que sus fuerzas están "totalmente equipadas" y "preparadas para una invasión desde cualquier dirección". "Ganaremos la batalla", ha señalado.

Debretsion ha manifestado que las autoridades regionales "están en posición de destruir a los enemigos que han declarado la guerra a la población de Tigray" y ha agregado que "se acabará con el sueño de aniquilar Tigray", según ha informado la cadena de televisión Tigray TV.

Asimismo, ha incidido en que las fuerzas de Tigray están "en estado de guerra" y ha confirmado que sus fuerzas se hicieron con "casi todas" las armas en su ataque del miércoles contra la base del Ejército en Mekelle, desencadenante de la ofensiva de Adís Abeba.

El presidente regional ha subrayado además que fuerzas especiales de la región de Amhara se han unido a las tropas federales en la ofensiva y ha denunciado que militares etíopes han cruzado la frontera con Eritrea. "Esto demuestra sus relaciones", ha zanjado, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

Debretsion había señalado la semana pasada que el Gobierno central "está intentando resolver los problemas por la fuerza" y acusó al Ejecutivo de una "traición" por su "colaboración" con Eritrea, país con el que Abiy firmó un histórico acuerdo de paz en 2018.

En este sentido, Abiy arguyó el miércoles que el ataque contra la base del Ejército por parte del TPLF "se fundamenta en la visión del TPLF de que el Ejército etíope es un ejército extranjero, en lugar de uno que ha estado protegiendo al pueblo de Tigray desde hace más de 20 años",

Además, acusó al TLPF de vestir a sus soldados con uniformes similares a los del Ejército eritreo para intentar "implicar" al país vecino "en una falsa denuncia de agresión contra el pueblo de Tigray", al tiempo que añadió que el citado ataque contra la base dejó "muchos mártires", sin dar un balance concreto.

CONTINÚAN LOS COMBATES

Horas después, las autoridades regionales han denunciado que el Ejército etíope ha llevado a cabo bombardeos en la capital regional, Mekelle, una afirmación que no puede ser verificada de forma independiente.

"Algunos aviones han bombardeado lugares en torno a Mekelle. Entendemos que el propósito es forzar a la región a someterse", han indicado, según un comunicado recogido por la agencia alemana de noticias DPA.

Por su parte, el 'número dos' del Ejército, Birhanu Jula, ha afirmado que las fuerzas del TPLF están desertando para unirse a las tropas gubernamentales. "El Ejército está atacando con cuidado a las fuerzas deL TPLF para intentar evitar víctimas civiles", ha señalado.

Birhanu ha acusado además al grupo de "cometer traición" al atacar la citada base en Mekelle y ha dicho que "en lugar de resolver las diferencias políticas a través de la discusión, lanzó una guerra" contra las autoridades centrales.

De esta forma, ha hecho hincapié en que el Ejército "ha contenido con éxito el ataque" y ha prometido terminar "pronto la guerra", antes de agregar que más tropas están siendo enviadas a la zona para dar apoyo, según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

Por último, Birhanu ha pedido a la población de todo el país que permanezca del lado del Ejército en sus esfuerzos por "repeler" los esfuerzos del TPLF por "convertir la región de Tigray en el centro de una guerra y otras partes del país en el centro de actividades terroristas".

LA DISPUTA

El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), una alianza sustentada en las etnias, hasta la llegada al poder de Abiy.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.

Así las cosas, el TPLF siguió adelante con el plan de celebrar elecciones en Tigray, fronteriza con Eritrea, en septiembre pese a que la comisión electoral había decidido el aplazamiento de las generales al próximo año por la pandemia y a las presiones del Gobierno para que no siguiera adelante con sus planes.

Posteriormente, anunció que no reconocía al Gobierno central y reclamó a todos sus representantes regionales que abandonaron las instituciones argumentando que Abiy se encuentra ilegalmente en el cargo tras el fin de su mandato.

En medio de estas tensiones, las autoridades han acusado al TPLF de estar detrás de varias decenas de muertos en la región de Oromía junto con miembros del grupo rebelde Frente de Liberación Oromo (OLF-Shane). Por otra parte, el martes se presentó ante el Parlamento una propuesta para designar al TPLF como una organización terrorista.

Contador