Publicado 30/10/2020 22:24CET

AMP2.- Europa.- El terremoto de 6,6 en el Egeo deja ya 17 muertos en Turquía, dos más en Grecia y más de 700 heridos

Terremoto en Esmirna (Turquía)
Terremoto en Esmirna (Turquía) - USGS

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos 19 personas han muerto --17 en Turquía, dos en Grecia-- y más de 700 han resultado heridas como consecuencia de un terremoto de magnitud preliminar 6,6 que ha provocado este viernes el colapso de edificios en la ciudad turca de Esmirna, en la región del Egeo (oeste del país), y sacudido varias islas del sureste de Grecia, según los últimos balances de las autoridades de ambos países.

El seísmo, registrado en torno a las 13.51 (hora peninsular española), ha derrumbado hasta el momento al menos una docena de edificios de Esmirna, de los cuales cuatro han quedado completamente destruidos en los distritos de Bornova y Bayrakli, según han podido confirmar el alcalde de la ciudad, Tunç Soyer, y el gobernador provincial, Yavuz Selim Kösger, al diario turco 'Haber'.

La Autoridad para la Gestión de Emergencias y Desastres (AFAD) ha precisado que el epicentro se ha registrado a unos 17 kilómetros de la costa de Esmirna, con un hipocentro a una profundidad de 16,5 kilómetros.

Tras el temblor se han registrado al menos 196 réplicas, 23 de ellas de una magnitud superior a 4, según la AFAD. Asimismo, el temblor ha generado un tsunami que ha afectado al interior de las costas de ambos países, como han podido registrar los propios residentes en las imágenes que circulan por las redes sociales.

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, ha informado por su parte de daños menores en las provincias circundantes, incluidas Usak, Denizli, Manisa, Balikesir, Aydin y Mugla, según un comunicado recogido por el diario 'Hurriyet'.

De momento se tiene constancia de 70 supervivientes en Turquía que han sido extraídos con vida de los escombros, según ha confirmado el ministro de Sanidad, Fahrettin Koca. Los supervivientes han sido trasladados al hospital, con pronóstico reservado.

De los heridos, el ministro de Medioambiente turco, Murat Kurum, ha señalado que ocho están internados en unidades de cuidados intensivos, mientras que otros cinco requieren cirugía. Además, ha trasladado que "1.227 efectivos de búsqueda y rescate" están trabajando en la zona, ha informado la agencia de noticias turca Anatolia.

En su primera reacción al suceso, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha comunicado el total apoyo del Gobierno del país a los ciudadanos afectados por el seísmo. "Se han movilizado todas nuestras instituciones y ministerios", ha hecho saber en su cuenta de Twitter.

GRECIA CONSTATA DOS MUERTOS Y OFRECE AYUDA A TURQUÍA

La sacudida también ha causado dos víctimas mortales en el sureste de Grecia, concretamente en la isla de Samos, a 13 kilómetros del epicentro del seísmo, donde han fallecido dos estudiantes de 17 y 15 años, aplastados por un muro que se había debilitado a consecuencia del temblor principal, según han confirmado las autoridades a la emisora estatal ERT.

Además, se tiene constancia de otros ocho heridos en la isla, que están recibiendo atención médica en un hospital y una clínica de la zona. Los daños materiales en la isla son extensos y parecen haber afectado, sobre todo, a los edificios más antiguos.

Minutos después de la declaración del seísmo, el Gobierno griego ha ofrecido a Turquía toda su cooperación para ayudar en las labores de rescate, en un gesto de cooperación y buena voluntad tras semanas de disputas territoriales entre ambos países.

"Acabo de llamar al presidente Erdogan para ofrecerle mis condolencias por la trágica pérdida de vidas a causa del terremoto que ha azotado a nuestros dos países", ha hecho saber el primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis, en su cuenta de Twitter.

"Cualesquiera que sean nuestras diferencias, estos son momentos en los que nuestra gente necesita estar unida", ha añadido el mandatario en un mensaje de concordia.

Erdogan, por su parte, ha agradecido el gesto a Mitsotakis y ha ofrecido sus condolencias "a toda Grecia". "Turquía también está siempre dispuesta a ayudar a Grecia a curar sus heridas", ha señalado en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, donde ha afirmado que "que dos vecinos se solidaricen en tiempos difíciles es más valioso que muchas cosas en la vida".

El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, se ha hecho eco de este acercamiento al ofrecer el despliegue de un contingente de trabajadores de rescate. "Estamos listos para enviar a Turquía a miembros de nuestra unidad de ayuda contra los desastres para colaborar en la extracción de las personas atrapadas bajo los edificios", ha manifestado a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

La región del Egeo se encuentra en una de las zonas con mayor actividad sísmica del mundo, entre ellas una de las, potencialmente, más devastadoras del hemisferio, la de Anatolia del Norte (NAF), punto de encuentro de las placas tectónicas de Anatolia y Eurasia.

El país ha sufrido terremotos devastadores en el pasado, incluido el terremoto de magnitud 7,4 en Gölcük en 1999, que mató a más de 17.000 personas El último gran seísmo fue el ocurrido en enero en el este del país, en las provincias de Elazig y Malatya, que dejó 41 muertos y más de 1.600 heridos.

Contador